Cultura

DÍA DE ARAGÓN

San Juan de la Peña, la visión desde la Real Hermandad

La Real Hermandad de San Juan de la Peña ha recibido la medalla al mérito cultural del Gobierno de Aragón

Un año fructífero con solemnidades y promoción pese a la pandemia
Un año fructífero con solemnidades y promoción pese a la pandemia
S.E.

La Real Hermandad de San Juan de la Peña ha recibido la medalla al mérito cultural del Gobierno de Aragón después de unos meses en los que las restricciones de la pandemia no han evitado que haya cumplido con su misión de realzar los hitos del monumento y de darle una visión imaginativa a través de los actos y de la palabra.

La Hermandad que preside Félix Longás cumplió el pasado año el centenario de la declaración como Sitio Nacional, que registró como acontecimiento más significativo la inauguración del espacio expositivo dedicado al Conde de Aranda con motivo de los trescientos años del nacimiento de uno de los aragoneses más influyentes y más trascendentales de la historia. La presencia de Sus Majestades los Reyes Felipe VI y Letizia otorgó más brillantez a una efemérides que no hace sino reforzar la relevancia del monasterio que es cuna del Reino de Aragón y cimiento de España.

La Real Hermandad de San Juan de la Peña, que suma más de setenta años de existencia y la concurrencia de 500 caballeros y damas, nació como valedora del conjunto, salvaguarda del legado patrimonial e histórico.

En este sentido, el último gran evento fue la conmemoración del 950 aniversario del rito cristiano que sustituyó al mozárabe por vez primera en toda España en San Juan de la Peña, promovido por Sancho Ramírez. Su significación fue muy valiosa en ese momento, ya que el reino de Aragón recibió la protección del papado, el reconocimiento en el concierto internacional, la apertura a las pautas occidentales y la consolidación de las fronteras internas frente a los reinos colindantes.

Como en todas las celebraciones de la Real Hermandad, con más devoción y pasión si cabe por las dificultades del momento para reunir a las damas y los caballeros, el acto presidido por el obispo Julián Ruiz estuvo revestido no sólo de la solemnidad del ceremonial, sino también por las palabras en las que Félix Longás invitó a todos a imaginar por un momento la vieja configuración del templo con la roca revestida de pintura y las paredes cubiertas por bellos textiles con motivos religiosos.

En la búsqueda de la recuperación de acontecimientos trascendentales para la historia de San Juan de la Peña y de Aragón, la Real Hermandad trabaja en la incorporación del monasterio a la Federación europea de Sitios Cluniacenses, además de en la promoción dentro de la vida monacal de los reinos hispánicos. De hecho, San Juan de la Peña fue el primer monasterio peninsular que adoptó la regla benedictina, para extenderse posteriormente hacia otros enclaves de Rioja, Navarra y Castilla.

En todas las acciones que emprende la Real Hermandad, existe un escrupuloso respeto a la tradición con un gran rigor académico a la par que una gran eficacia y un importante dinamismo en la comunicación de sus avances. Una gran contribución a la cultura aragonesa.

Etiquetas