Cultura

LA ENTREVISTA

Paco Paricio: “Se ha incorporado música tradicional aragonesa en directo”

Los Titiriteros de Binéfar interpretan ‘La fábula de la raposa’ este domingo a las 12 horas, en Huesca

Paco Paricio en una escena de ‘La fábula de la raposa’.
Paco Paricio en una escena de ‘La fábula de la raposa’.
S.E.

Una metáfora de la relación del hombre con la naturaleza es la obra artística que Los Titiriteros de Binéfar representan este domingo, a las 12 horas, en el Centro Cívico Santiago Escartín Otín, de Huesca, en aragonés y con música tradicional en directo.

La fábula de la raposa, uno de los espectáculos más históricos, más viajados -con más de cuarenta países recorridos- y reconocidos en el mundo, trata asuntos de actualidad como “la despoblación, el recuerdo de los abuelos, los pueblos pequeños, pero a la vez es una fábula que narra la relación tradicional del hombre con la naturaleza”, explica Paco Paricio, director de la función, y lo hace a través de la historia, que contarán él y Marta Paricio, que habla de un abuelo, último habitante de una aldea del Pirineo, y su relación con una raposa que vive en el mismo entorno.

Una de las claves del espectáculo con el que han cosechado tantos éxitos, y que Paricio define como “una fábula nueva con elementos viejos”, “es que los animales no hablan, nos propusimos este reto porque nos dimos cuenta de que así era más verdadero, ya que los niños así lo relacionan más con la realidad que con los animales de cuento”.

Desvela el director que “tiene mucho de especial esta representación” que siempre da pie a adaptarla al público o lugar donde se interpreta porque añade que “tiene muy poco texto porque cuando lo hacemos en China o Japón usamos palabras clave como abuelo, pueblo, zorro, pero esta vez es en aragonés y da para improvisar y extenderse algo”.

Sobre las novedades que integra el espectáculo de este domingo, apunta que “se ha incorporado música tradicional aragonesa en directo porque hasta ahora se representaba con música clásica”. El motivo del cambio llegó recientemente, explica Paricio, que dice que “la pandemia nos ha dado muchos quebraderos de cabeza pero también ha sido útil para crear varias cosas, entre ellas esta música en vivo, porque era el único que no la tenía”.

Asegura que no hubo dudas de que debía ser música tradicional aragonesa y, por esa razón, dejaron en manos de la zaragozana Elena Polo, con quien llevan más de veinte años trabajando, los sonidos que salen del salterio, tocado con el chiflo y la gaita aragonesa”. 

Etiquetas