Cultura

DÍA DE ARAGÓN

Una mirada distinta a Jaca, con los ojos de un historiador local

El presidente del Casino Unión Jaquesa, Pedro Juanín, enseña la calle del Arco

El presidente del Casino Unión Jaquesa, Pedro Juanín, en la calle del Arco.
El presidente del Casino Unión Jaquesa, Pedro Juanín, en la calle del Arco.
Ricardo Grasa

Uno de los principales accesos al centro de Jaca se ubica en la plaza Biscós, donde este viernes se celebrará la feria del día de San Jorge y en la que se levanta la Librería Oroel, que regenta Pedro Juanín, presidente del Casino Unión Jaquesa y autor de un buen número de libros sobre la historia local, algunos relativos al Primer Viernes de Mayo y el 50º aniversario del Festival Folklórico de los Pirineos.

De los múltiples lugares con encanto que ofrece la ciudad de Jaca, “uno de los más bonitos y antiguos” es el comienzo de la calle del Arco, en su confluencia con la calle San Nicolás, por la que también se accede a la Librería Oroel. “Es mi rincón favorito”, aseguró el jaqués, que tuvo ocasión de redescubrir la zona y su arco, al preparar un libro sobre la historia de las calles de la ciudad, que espera tener listo a mediados de mayo.

Según la investigación realizada por Pedro Juanín, “ese lugar es uno de los que menos se ha modificado en los últimos 1.000 años”. Además, “la calle ha mantenido su nombre, cuando otras lo han cambiado ‘veinte’ veces”. Su ilusión es poner en valor el espacio, “organizando diversas actividades al aire libre”, adaptándose a la pandemia. Ya tiene pensada la presentación de un libro y alguna exposición.

Dada la cercanía con la Librería Oroel, este tranquilo rincón de Jaca, cerrado al tráfico y caracterizado por el arco que da nombre a la calle, le permite tomarse un respiro dentro de su jornada. “Algunos días me vengo aquí con una silla plegable y estoy genial”, señaló el jaqués, reivindicando que “Jaca es muy bonita y tiene muchas cosas para ver”, más allá de la Catedral y la Ciudadela.

Sin ir más lejos, Pedro Juanín invita a la plaza del Pez, junto al Centro de Ocio Juvenil y muy cerca del Monasterio de las Benedictinas. “Es una plaza muy antigua y una preciosidad de lugar”, indica, lamentando que “no se conoce tanto” ni siquiera entre los jaqueses, más acostumbrados a pasear por la plaza del Marqués de la Cadena. 

Etiquetas