Cultura

LA ENTREVISTA

Ángel Luis Sarvisé: “Está muy arraigada la idea de asociar al cáncer con la muerte, y no es así”

El profesor de enseñanza concertada presenta este miércoles (19:00 horas) en el hotel Abba de Huesca su libro ‘Cuarenta y tantos brochazos al cáncer’

Ángel Luis Sarvisé.
Ángel Luis Sarvisé.
S.E.

Directo desde el corazón, en Cuarenta y tantos brochazos al cáncer, Ángel Luis Sarvisé relata sus experiencias y emociones vividas en torno a esta enfermedad. Este profesor de enseñanza concertada durante casi cuatro décadas, y que debutó en el mundo literario con el cuento para niños ¿Pasamos miedo juntos? para combatir los miedos infantiles, presenta este miércoles en el hotel Abba de Huesca, a las 19:00 horas, su nuevo libro.

“Cuarenta y tantos brochazos al cáncer surge de la enfermedad”, y después de haber leído varias historias de pacientes con cáncer, Ángel Luis Sarvisé notaba que faltaba algo por comunicar. “Entonces decidí, desde las vivencias a raíz de este proceso, aportar una visión fruto de la experiencia sufrida”, apunta este amante del Pirineo, la fotografía, la cultura clásica y jugar al scalextric.

Los brochazos que, a sus 60 años, Ángel Luis Sarvisé reúne en esta obra “salen del corazón, como indica la portada del libro, y expresan las emociones vividas a lo largo de este tiempo”. Y como son emociones, en sus páginas encontraremos “la rabia, la mala leche, la ternura, el cariño, algún puñetazo encima de la mesa y hasta un poco de humor, porque sí, porque también hay hueco para el humor”.

Cada uno de estos brochazos trata de describir alguna de esas emociones “acompañada, bien de las experiencias y aficiones de mi propia vida, como de las numerosas enseñanzas de la cultura clásica a la que me refiero en varias ocasiones”.

Lo que Sarvisé pretende con este trabajo es transmitir cuarenta y tantos puntos de vista sobre una enfermedad “que en ocasiones arrolla, anula, es devastadora, poliédrica, y mandar un mensaje de esperanza tanto a pacientes como a familiares”. Para ello ha contado también con la colaboración de otras personas que por su profesión o su vinculación con el enfermo están relacionadas con el cáncer “y a quienes agradezco su participación”.

Pero este libro va más allá, y otra finalidad de su autor es “la de ‘chutar’ a los pacientes y hacer una llamada a la sociedad, o al menos, a las personas más cercanas para empatizar con ellos”.

Lo cierto es que a día de hoy todavía cuesta decir la palabra cáncer y, a juicio de Ángel Luis Sarvisé, es porque “está muy arraigada la idea de asociar al cáncer con la muerte, y eso no es así. En estos momentos hay distintos tipos de cáncer que tienen curación. La investigación está siendo fundamental, y desde aquí hago una llamada para que ésta continúe y se incrementen los presupuestos destinados a este fin”.

Cuarenta y tantos brochazos al cáncer es una obra “emocional, cáustica e irresponsable. Los pacientes oncológicos somos unos auténticos irresponsables con el papel y la tinta, a menudo se nos va “la olla”, pero es divertido ser irresponsable cuando nos ponemos a escribir, o al menos eso me pasó a mí”, dice Sarvisé, que reconoce que “el paciente de cáncer sigue aferrándose a la vida y, lo que es más fascinante, contagia de vida”. 

Etiquetas