Cultura

LA ENTREVISTA

Rosa Montero: “Esta es la más luminosa de mis novelas porque hay mucha oscuridad”

La escritora hablará este martes de ‘La buena suerte’ en un encuentro virtual en la biblioteca Durán Gudiol de Huesca

Rosa Montero.
Rosa Montero.
S.E.

La biblioteca municipal Antonio Durán Gudiol, de Huesca, ha organizado para este martes, a las 20 horas, un encuentro virtual con la reconocida escritora Rosa Montero, para comentar su libro La buena suerte, actividad coordinada por el Club de lectura Durán y el Club de lectura La Floresta, de Medellín, por lo que el encuentro también será en directo (13 horas) para sus seguidores en la ciudad colombiana.

La escritora ha desvelado a este periódico que le “fascina esta posibilidad que es una de las cosas que nos ha dado la pandemia, demostrándonos que a través de los encuentros virtuales podemos vehicular una energía que sirve para llegar a rincones que de otra manera no llegaría”.

Sobre este tipo de citas en red, explica que le han permitido estar en muchos rincones del mundo que no habría podido llegar en persona. “Este año he podido estar, prácticamente, en todas las ferias de Latinoamérica” y “ha sido muy bonito”, apostilla Montero. Por el contrario, subraya que “hay estudios que demuestran que son más agotadores que los presenciales” ya que, al ser más fríos, relata, “necesitas invertir más energía y entusiasmo para que salga medianamente bien”.

A pesar de ello, tras un escrito, cree que lo más interesante es saber qué opina la gente y apunta que “lo que encuentran los lectores en La buena Suerte es, sobre todo, emoción porque la historia tiene una intriga muy fuerte que no es solo un suspense tradicional, sino que es una intriga emocional y me ha sorprendido cuánta gente me ha dicho que la novela les ha iluminado la vida”.

En este sentido, afirma que “casi todas mis novelas son luminosas al final pero está es la más luminosa porque hay mucha oscuridad”, y revela que muchos lectores le han escrito y comentado “que les ha rescatado de la angustia, que han acabado el libro con una especie sensación de alborozo y alivio”, que le ha hecho pensar en el motivo. “En primer lugar, ha pasado por la pandemia, la gente está muy necesitada de luz, pero aparte, creo que hay algo que tiene que ver con el propio libro y es esa luz, ese final relativamente feliz y claramente esperanzador, que no oculta la oscuridad del mundo”, describe. “El protagonista -continúa- viene a decir que pese al mal y al dolor, estamos capacitados, obligados a intentar ser felices y, desde luego, podemos hacerlo”. Montero cree que “esa esperanza es lo que resulta verdaderamente liberador”.

En cuanto a la inspiración, “siempre digo que las historias que cuentas no las eliges tú, sino que ellas te eligen a ti, con la misma autonomía con la que aparecen los sueños por la noche, salen del inconsciente y tú no las controlas”. La escritora añade que la historia se le ocurrió en un tren y tuvo que escribir la novela “para saber por qué el personaje hacía algo tan raro”.

Actualmente, trabaja en un nuevo libro, “un híbrido, medio ensayo, medio ficción, sobre creación y locura, un tema que siempre me ha fascinado”. 

Etiquetas