Cultura

PERIFERIAS

'ZA!': "Nuestra visión de la música mediterránea es de ciencia ficción"

El festival continúa este viernes con las actuaciones de Califato ¾, Laura LaMontagne & Pico Amperio y Amorante

ZA! & La TransMegaCobla contribuyen a la idea del Mediterráneo como unión, no como frontera.
ZA! & La TransMegaCobla contribuyen a la idea del Mediterráneo como unión, no como frontera.
S. E.

Una de las premisas que sigue el dúo ZA! es no repetirse para mantener la curiosidad y no caer en el aburrimiento. Por eso, Papa Dupau y Spazzfrica Ehd han decidido formar el ensemble La TransMegaCobla, con el que están experimentando cosas que nunca habían probado: “Crear un octeto, inventarnos una música tradicional retrofuturista, componer de forma descentralizada o cantar en fenicio”.

Así lo asegura el grupo musical, que ha fundado este nuevo proyecto junto al cuarteto de vientos MegaCobla y el joven dúo de trans-folk Tarta Relena, con los que ofrecen una visión del Mediterráneo “de ciencia ficción”.

Desde ZA! confirman que tenían muchas ganas de aprender de sus compañeros, así como la voluntad “de contribuir a una idea del Mediterráneo como unión, nunca como frontera”.

“Es una propuesta tan ancestral como atemporal que une patrones de distintas orillas del mar de forma igualitaria, bastarda, sin jerarquías y con pocas normas más allá de las necesarias para el entendimiento. Una visión muy distinta de la realidad, fuertemente marcada por las ideas de frontera, límite, muro e identidad”, aseguran.

Sin embargo, “la ciencia ficción puede ser una gran herramienta humanista para repensar la realidad, como lo fueron las novelas de Vonnegut, Bradbury, Huxley o De Pedrolo”, a las que ahora se une su grupo.

De MegaCobla les encanta que “su enorme conocimiento de la música tradicional no está reñido con el afán de experimentar”, mientras que de Tarta Relena les fascina “su talento compositivo y su combinación de solemnidad y flow”.

Con un vistoso vestuario fluorescente confeccionado por la compañía Pedra, los ochos músicos se presentarán este viernes (21:30 horas) ante el público oscense dentro del festival Periferias, en una velada que inaugurará Califato ¾ en el Auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos de Huesca.

El concierto será un viaje psicodélico y distorsionado que mezcla patrones de la música mediterránea -gnaoua, bulería, sardana, kopanitsa- con estilos y recursos de la música contemporánea, del punk o del free jazz”, avanzan.

Los espectadores también tendrán un papel importante en la actuación, “ya que ciertas partes las componemos en directo junto con su participación”, combatiendo así “el consumo pasivo e unidireccional al que les ha relegado la pandemia”, dicen.

El dúo, que en 15 años de vida ha ofrecido más de 700 conciertos por los cinco continentes, define a Periferias como “un festival referente por su riesgo en la programación, su variedad estilística y su apuesta por la experimentación”, por lo que agradece la invitación y promete realizar una gran actuación.

Laura LaMontagne & Pico Amperio y Amorante

Amorante.
Amorante.
S.E.

La primera cita musical de este viernes dentro del festival será, a las 19 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca, donde Amorante actuará en primer lugar.

Se trata del proyecto más personal del etnomusicólogo y multiinstrumentista Iban Urizar, en el que mezcla vanguardia y mestizaje.

Después llegará el concierto de Laura LaMontagne & Pico Amperio, que interpretarán un repertorio poético basado en las cantigas galaico portuguesas.

“La estética, el set y el arranque son casi los de un concierto de rap, pero la declamación se aleja de eso. Es un concierto que por momentos se vuelve intimista, pero que explota y se expande: que se retuerce. Cargamos poetas, con lo cual también siempre nos acompaña cierta solemnidad”, avanzan.

El joven dúo, que desde que se conoció en 2019 no ha dejado de colaborar, celebra que el concierto sea en el antiguo Matadero, donde contarán con la cercanía del público. “Daremos a conocer unos textos que como un pergamino ajado entregamos con cuidado, amor y ganas de que sean comprendidos”, confirman.

Laura LaMontagne proviene de la música tradicional y poética y Pico Amperio, del hip hop, una mezcla que en su propuesta fue “más natural de lo que pueda parecer”, destacan.

Para este concepto de unir folk y música creada digitalmente, la puerta ya estaba abierta, lo cual nos ha facilitado el llegar a esta conclusión sonora, el encontrarnos en ella y el poder ofrecerla y que sea comprendida. Nos sentimos arropados”, dicen.

Laura LaMontagne y Pico Amperio.
Laura LaMontagne y Pico Amperio.
S.E.

Sus composiciones propias están acompañadas por algunos textos muy antiguos, con significados que ya son eternos, que tocan temas como la pérdida, la vitalidad, la sexualidad o la búsqueda de la verdad.

“Sin duda, las cantigas nos ofrecen un ‘repositorio’ amplio para expandir nuestras penas o bien nuestras alegrías. Creemos que en este sentido, muchas personas encontrarán un momento donde dejarse llevar y poder calmar o avivar los dolores, según se pueda”, sostienen.

Los gallegos adaptan en su propuesta textos de autores y autoras tan fascinantes como Rosalía de Castro, Federico García Lorca, Fernando Pessoa o Martín Codax, voces que les inspiran muchísimo.

“Este recurrir a los clásicos no es más que querer recordar que en su momento también fueron subversivos y venían a avisar de algo”, explican.

Encontrar respuestas en ellos es como encontrar respuestas en las estrellas: “Quizás están ahí para que les consultes. ¡Podrían ser el oráculo perfecto! Imagina, no tienen límite de preguntas”, bromean.

“Queremos pensar que sirven para recordar lo que dice Tempest en su Lessons: esa manía de repetir el patrón no se evitará hasta que aprendamos nuestras lecciones. Hay que esforzarse para entrar en la virtud. Aprender, siempre. Y no nos queda otra que admitir que, tal vez también: errar, siempre”, sentencian. 

Etiquetas