Cultura

LA ENTREVISTA

Josep Maria Nin Lumbiarres: “Recuerdo esos años con tanto cariño que me decidí a relatarlos”

El escritor amateur presenta en ‘Té de Roca’, el Calasanz de los 70, sin agua ni teléfono

Josep Maria Nin.
Josep Maria Nin.
S.E.

El autor amateur barcelonés, con raíces altoaragonesas, Josep Maria Nin Lumbiarres, autopublica su primera novela costumbrista, Té de roca, con la que recuerda los veranos de multitud de españoles que en los años setenta, en su infancia, regresaban a un pueblo del que, años antes, muchas familias se habían visto obligadas a abandonar en busca de trabajo.

En concreto, Nin narra sus veranos en la localidad literana de Calasanz, lugar de procedencia de su familia materna, pueblo que su madre abandonó a los catorce años para servir en una casa de Barcelona, pero advierte que “se puede extrapolar a cualquier otro lugar”.

“Recuerdo esos años con tanto cariño -explica- que me decidí a relatarlos, siempre me ha gustado escribir pero es el primer libro que publico” y sirve además como homenaje a sus familiares y a sus vecinos.

Relata como “en los setenta vas con tus padres al pueblo y te parece normal el que se vuelvan a abrir las casas en verano porque íbamos llegando varias familias. A nosotros nos dejaba mi padre al terminar el colegio, él no volvía hasta un mes después y no sabíamos ni si había llegado bien a casa”. Así menciona Nin cómo era ese momento y cómo “nos tocaba ir a la fuente porque no había ni agua corriente ni teléfono... era muy diferente a la vida en Barcelona”.

Según precisa el autor, “lo cuento en tiempo presente, usando los diálogos, para que el lector se meta en la cabeza del niño protagonista y lo disfrute de la misma manera”.

En este sentido, aclara que en el libro se ven los avances en el pueblo “desde la mirada de un niño de 10 años a un zagal de 15, cuyas preocupaciones son muy distintas, y añado cantidad de detalles que he podido recordar como la inauguración de la línea telefónica o la canalización de aguas residuales”.

Hace hincapié en que sus padres han seguido yendo cada año, aunque la situación ahora lo impide, pero subraya que sigue teniendo relación con Calasanz. “Es más, cuando se pueda ya he hablado con el alcalde para ir a presentar el libro”, dice Nin.

Té de roca, que hace referencia al arraigo a la tierra aragonesa, se encuentra en librerías de Barbastro, Monzón, Binéfar y Tamarite y en Amazon. 

Etiquetas