Cultura

49º FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE HUESCA

"El colegio es mucho más que un lugar donde dejar a los niños para que aprendan"

El largometraje 'Las Clases', protagonista en la segunda jornada del Festival de Cine de Huesca, este sábado

En 'Vermú con Las Clases' se ha podido debatir sobre la situación actual de la educación pública.
En 'Vermú con Las Clases' se ha podido debatir sobre la situación actual de la educación pública.
J.D.

El largometraje documental Las Clases es la protagonista, este sábado, de la programación de la 49 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca, cuyo estreno mundial será esta noche en el teatro Olimpia. La cinta muestra cómo arrancó el curso escolar en septiembre de 2020 y cómo transcurrió el primer trimestre en el colegio público Ramiro Solans de Zaragoza en un momento de mucha incertidumbre tras seis meses de confinamiento.

Se trata de un largometraje de la Fundación Cotec para la innovación dirigida por el oscense Orencio Boix, quien da una visión de reflexión abierta sobre del inicio del curso escolar 2020-21.

Durante una rueda de prensa de presentación a los medios del largometraje, este sábado, Rubén Moreno, director del festival, ha revelado que “hemos seguido muy de cerca este proyecto” y ha asegurado que se trataba de “un lujo poder estrenar esta película que lo que intentaba en principio era reflejar la preocupación por evitar el contagio de la covid pero en seguida se dieron cuenta del impacto de la pandemia en el aprendizaje y el desarrollo emocional de los alumnos y se llega a la conclusión de que el colegio es mucho más que un lugar donde dejar a los niños para que aprendan”.

Las Clases también ha sido la protagonista del apartado del Vermú con... donde el público asistente ha podido debatir sobre la situación actual de la educación pública con Orencio Boix, director, guionista y montador de la película; Juan J. Gómez, director de Comunicación de Cotec y productor; Rosa Llorente, directora del CEIP Ramiro Solans; Carlos Magro, experto en educación y presidente de la Asociación Educación Abierta y Ainara Zubillaga, directora de Educación en Cotec.

Gómez ha aprovechado este espacio para explicar que todo surgió del programa de Cotec Escuela primero que ponía “en contacto a profesores de toda España para que compartieran sus iniciativas ante la covid y se decidió documentar el inicio del curso, allí Orencio vio que la covid era un problema pero no, el problema, e incorporó un proceso de reflexión al rodaje pero sin dar conclusiones”. Así ha subrayado que “es una película que no te dice lo que tienes que pensar pero que te hace pensar y despierta emociones muy positivas”.

Publico asistente al 'Vermú con Las Clases'.
Publico asistente al 'Vermú con Las Clases'.
J.D.

En este aspecto, Boix ha apuntado que “Las Clases es un película sencilla y humilde, inscrita en un tiempo muy concreto, excepcional para todos pero, sobre todo, para la historia de la educación” y ha aclarado que el colegio zaragozano elegido, que está en un barrio obrero, tenía un índice altísimo de abandono escolar hasta que llegó el equipo directivo de Llorente. Así ha lamentado que no haya más maestros tan implicados como ella.

El director ha hecho hincapié en que “la he construido como en tres planos, el primero es observacional de ver qué estaba sucediendo en las escuelas durante este tiempo y no solo en el centro sino en su entorno, en el barrio o en las casas de los alumnos. La segunda, tiene que ver con las pedagogías más imaginatorias en las que intervienen los alumnos y profesores que, a través de sus reflexiones, forman parte del propio relato, ya que incluso los créditos son imágenes hechas por los propios niños. Y, hay una tercera dimensión, que me parece la más interesante, que es la pedagogía de la circunstancia, es en la intervienen Marina y Carlos”. En este sentido, Boix ha dicho que “yo quería generar una serie de situaciones en las cuales no se valorara tanto las aptitudes de los profesores o de los alumnos sino que hubiera situaciones que provocaran un aprendizaje valioso”.

Así, a través de conversaciones, mientras pasean por el barrio del Oliver, la película plantea la relación entre la educación formal y la filosofía, de la que el director ha advertido que “tienen mucho que ver, a pesar de que, están en crisis en la escuela”, con la realidad y ha añadido que “la idea es que ese aspecto más teórico de la educación al final se encontrase con la realidad del centro y que los alumnos pudieran establecer un diálogo abierto”.

La jornada de este sábado se completa con el arranque de las proyecciones de los primeros cortometrajes a concurso en el teatro Olimpia o de manera online.

Etiquetas