Cultura

ENTREVISTA

Macarena Astorga: “Hice bien en dejarlo todo para rodar mi primera película”

La directora andaluza debuta con La casa del caracol, que se presentó este viernes en el Festival de Cine de Huesca y se proyecta en Cinemundo

Macarena Astorga, en el Teatro Olimpia
Macarena Astorga, en el Teatro Olimpia
Pablo Segura

Macarena Astorga llevaba 20 años dando clases en un instituto cuando le propusieron cumplir el gran sueño de su vida; dirigir una película.

Tras haber creado tres cortometrajes, la andaluza se lanzó a la piscina y se pidió una excedencia para rodar La casa del caracol, un “thriller psicológico” que se estrenó este viernes en el Festival Internacional de Cine de Huesca, y que se puede ver en los Multicines Cinemundo y en decenas de salas nacionales.

“Ahora que ya está todo el trabajo hecho, miro hacia atrás y pienso que hice bien en dejarlo todo para rodar mi ópera prima, que me ha dado momentos maravillosos, pero también mucho sufrimiento”, confiesa la directora.

La primera piedra del proyecto la puso Sandra García Nieto, que escribió la novela homónima en la que está basada la cinta y también el guion.

“Los productores me llamaron porque estaban buscando a una directora novel y andaluza, porque la trama se desarrolla en mi tierra”, recuerda Astorga, que acabó de convencer a los propulsores del filme con su corto Tránsito (2013).

Después de pensar que se trataba “de una cámara oculta”, recuerda entre risas, la realizadora vio que la cosa iba totalmente en serio cuando le mandaron una versión avanzada del guion, que tenía “mucho potencial”.

Justo cuando iba a arrancar el rodaje, la pandemia del coronavirus apareció en escena y detuvo el proyecto, un disgusto con el que no contaban.

La grabación fue una montaña rusa de emociones con baches como este, que superamos gracias a la valentía del equipo. Entre todos, tuvimos que aprender cuáles eran los protocolos de seguridad, a trabajar con mascarillas, distanciados de los actores, con los test de covid,... factores que se añadieron a lo estresante que es ya de por sí un rodaje”, rememoró.

El resultado de este gran esfuerzo es La casa del caracol, que ha gustado mucho en el Festival de Málaga y ya está sorprendiendo al público.

En esta historia llena de giros protagonizada por el escritor Antonio Prieto, se mezclan las leyendas y supersticiones con una ambientación rural y claustrofóbica, unos ingredientes “que la hacen muy atractiva para el público”, señala Astorga.

Los actores Javier Rey y Paz Vega ponen su granito de arena para que la cinta funcione. “Ha sido una delicia trabajar con ellos, porque han confiado en mí y han enriquecido mucho el proyecto. Además, hemos alimentado una amistad que espero que sea inquebrantable”, desea.

Macarena Astorga asistió este viernes por primera vez al Festival de Cine de Huesca, una experiencia que vivió “con mucha ilusión”, porque era consciente del renombre de uno de los certámenes de cortometrajes más prestigiosos.

“Yo vengo del mundo del corto, que tiene una cantera que no debemos olvidar. Es un formato que no se debe denostar, porque sirve para contar historias con entidad propia”, agregó esta gran promesa del cine español. 

Etiquetas