Cultura

reconocimiento

Gonzalo Suárez: "El cine es la confluencia de todas las artes”

El veterano director recoge el Premio Luis Buñuel del Festival Internacional de Cine de Huesca

Gonzalo Suárez, posando con su retrato en los Porches de Galicia.
Gonzalo Suárez, posando con su retrato en los Porches de Galicia.
Rafael Gobantes

Gonzalo Suárez recoge este miércoles el Premio Luis Buñuel del Festival Internacional de Cine de Huesca, donde ha contado varias anécdotas que vivió junto al realizador aragonés, ha hablado de sus últimos proyectos y ha demostrado su gran amor por el celuloide, que para él es “la confluencia de todas las artes”.

Horas antes de recibir el trofeo en el Teatro Olimpia, Gonzalo Suárez Morilla (Oviedo, 1934) ha participado en un encuentro con los medios de comunicación en el que ha resaltado todas las labores de la cinematografía, como las de “guionista o montador”, piezas clave en el engranaje capitaneado por el director, función a la que ha quitado importancia con la humildad que le caracteriza.

Y no será por falta de méritos, puesto que Gonzalo Suárez ha dirigido grandes clásicos como Epílogo (1984) y Remando al viento (1988), ha sido premiado en los Goya y los festivales de Cannes o San Sebastián, y es Caballero de las Artes y las Letras de Francia, entre otros muchos reconocimientos, a los que este miércoles se une el que recoge en Huesca.

“Estoy muy feliz de estar aquí”, ha dicho el veterano cineasta, que recordaba haber disfrutado de la provincia oscense en su infancia, cuando visitó “una montaña y un río” de la zona.

Suárez ha definido su género cinematográfico como “degenerado”. “Me gusta más así que no los que siguen un cauce previsible, porque la vida, si no tiene un punto de aventura, puede incluso resultar aburrida”, ha dicho.

Esa forma única de trabajar es la que le ha llevado hasta el Premio Luis Buñuel, al que ha definido como “un genio en estado puro”.

Su sordera consiguió que todavía concentrara más su talento. Tenía un gran sentido del humor y era estupendo”, ha añadido.

Suárez ha rememorado una noche maravillosa con el mito de Calanda, en la que se basó para escribir un artículo que el propio Buñuel supervisó, llegando a censurar algunos párrafos en los que no hablaba bien de algunos intérpretes.

Él era amigo de sus actores y se encontraba mejor con los españoles, algo que a mí no me ha pasado siempre”, ha reconocido el asturiano, que muchas veces ha preferido trabajar con rostros internacionales porque “son más exóticos”.

En cambio, en España “hay una parte costumbrista que me gusta menos, tanto en el cine como en la literatura”, ha matizado.

Suárez también ha mostrado su ilusión por presentar dos obras en el Teatro Olimpia, el mediometraje El sueño de Malinche (2019) y el cortometraje Alas de tiniebla (2021), que son “un intento de recuperar” su entusiasmo “a la hora de descubrir el impresionismo y expresionismo en la pintura”.

De la segunda de ellas, basada en un cuento de su hija Anne-Hélène Suárez Girard, ha destacado que solo tenía las voces de Ana Álvarez, Charo López y José Sacristán y no sabía qué hacer con ellas cuando, después de varios proyectos fallidos, Joaquín García Quirós se ofreció a “producir esta insensatez”.

“De repente surgió la idea de que lo ilustrara Pablo Auladell y sus dibujos se aproximaron tanto a la idea y tenían tanta plasticidad que fue revelador”, ha añadido Suárez, muy ilusionado con sus nuevos proyectos.

Un grande de nuestro cine

En la rueda de prensa, celebrada en la Diputación Provincial de Huesca (DPH), el director del certamen oscense, Rubén Moreno, ha definido al asturiano como “un grande de nuestro cine, con una capacidad creativa que todavía sigue intacta”.

Hay pocas personas en el mundo a las que le siente mejor el Premio Luis Buñuel”, ha comentado el periodista Luis Alegre, quien ha asegurado que, aunque ambos directores son diferentes, se parecen en algo fundamental: “Son dos creadores deslumbrantes que han hecho lo que nadie ha hecho antes, y eso es lo que define a los genios. Suárez es un género en sí mismo, es refractario a cualquier tipo de etiqueta y ha inspirado y fascinado a muchos otros creadores”, ha rematado.

Etiquetas