Cultura

XXIX Muestra de Teatro y Danza Joven

Nuria Bolea Til: “Cada una de las bailarinas simboliza un principio”

El Taller de Danza Contemporánea representa este martes en Huesca la obra ‘Albores’

Las bailarinas del Taller de Danza Contemporánea.
Las bailarinas del Taller de Danza Contemporánea.
N.B.T.

Albores es el concepto que ha marcado el trabajo del Taller de Danza Contemporánea de Huesca durante todo el curso, por eso, han escogido esta palabra para titular la obra que representan este martes en la XXIX Muestra de Teatro y Danza Joven.

“Apoyándonos en las experiencias que hemos pasado, hablar de albor es como hablar de limpiarse y reiniciarse. Así que cada una de las bailarinas de la función va a simbolizar un principio”, cuenta Nuria Bolea Til, profesora de los talleres municipales del Ayuntamiento oscense.

La obra está compuesta por varias piezas, en las que “hay mucho trabajo espacial, muchos brazos y muchos redondos”, avanza la docente.

“Es una coreografía muy continua, en la que no hay grandes acentos. Es como un paseo, en el que vas entrando poco a poco y dejándote ir”, agrega.

David Land, Joselyn Pook y Agnes Obel son los compositores de las obras musicales elegidas, cuyo objetivo es “que den soporte” a la historia que quieren contar, dice.

Es música muy coral, en la que hay mucha voz, mucha letra,... Es muy orquestada y genera una atmósfera que era exactamente la que queríamos”, sostiene.

Nuria Bolea Til siempre intenta sorprender con la puesta en escena de sus coreografías y, en este caso, lo hará con la parte más visual.

“Mi hermana me ha ayudado en este trabajo y vamos a presentar un fondo que va a dar un poco más de contexto a los movimientos de las chicas”, adelanta.

Mariló Ciprés, Amaya Malón, Mar Sánchez, Lourdes Acín, Olinda Sanagustín, Olinda Pardo y Nuria Estaún son las alumnas que van a bailar Albores, la mayoría de ellas, nuevas incorporaciones.

El reinicio que da título a la obra también lo hemos vivido con el grupo, que hemos tenido que dividir en dos y organizarlo con el nivel de iniciación. Alguna ya había estado conmigo, pero el resto es la primera vez que participa en los talleres”, matiza.

Durante la pandemia, el trabajo ha sido “bastante complejo”, sobre todo por motivos geográficos. “Tenemos varias chicas que vienen de la periferia y con los confinamientos perimetrales ha sido complicado”, asevera.

No obstante, “estoy agradecidísima por todo el esfuerzo que han hecho por asistir a las clases” y por cómo se han prestado “a solventar los problemas” que han ido surgiendo. “Para mí, cada clase que hemos hecho ha sido un regalo”, enfatiza.

Bailar con mascarilla tampoco ha sido fácil, de hecho, al principio del curso “muchas vieron que no podían hacerlo”, recuerda.

Pero tras estos primeros momentos de duda, al final “casi todo el mundo se ha adaptado muy bien”, incluida la propia profesora, que se ha acostumbrado enseguida “a los ritmos” que se requieren en la nueva normalidad.

El resultado de tanto esfuerzo se puede ver hoy, a las 20 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.

Etiquetas