Cultura

CINE

Ara acoge La Nu Era, muestra de cine para la nueva ruralidad

La Fundación 3 piedras quiere dar periodicidad anual al debutante proyecto

Elena S. Sánchez (derecha), subida al tractor que aparecía en el cartel, durante su inauguración.
Elena S. Sánchez (derecha), subida al tractor que aparecía en el cartel, durante su inauguración.
S.E.

La pedanía jaquesa de Ara fue este fin de semana escenario de La Nu Era, una muestra de cine para la nueva era rural, que nace bajo el lema “Sembrando conciencia, proyectando el camino”, y cuya organización corrió a cargo de 3 piedras (una fundación sin ánimo de lucro), en colaboración con la Comarca de la Jacetania, el Ayuntamiento de Jaca y Adecuara.

El nacimiento de La Nu Era es fruto de la nueva ruralidad, “entendida no como el retorno a los pueblos en busca de calidad de vida, sino como la nueva conciencia de un cambio personal que engloba una reestructuración de valores y una reconexión con la naturaleza, en una forma de vida sostenible, consciente y auténtica”, según apuntó Beatriz Bañales, directora de la Fundación 3 piedras.

Para contribuir a “ese momento de cambio y transformación, del que el mundo rural está siendo partícipe”, la fundación impulsó esta muestra de cine en Ara, un pueblo situado a 20 kilómetros de Jaca, en las faldas de la peña Oroel. Allí, se ubica el Espacio 3 piedras, que se compone de una casa rural y un taller de práctica artística con un apartamento anexo, en cuya fachada se colocó una pantalla de cine con unas gradas a modo de anfiteatro.

Entre otras actividades, la muestra ha contado con la actuación musical de Alicia Canguero.
Entre otras actividades, la muestra ha contado con la actuación musical de Alicia Canguero.
S.E.

La Nu Era tiene un comité asesor con amplia experiencia en el sector del cine. En dicho comité se encuentran Elena S. Sánchez, periodista y presentadora del programa Historia de nuestro cine, de La 2; Teresa Azcona, vicepresidenta de Spain Film Comission; y Lucía Casani, directora del centro cultural La Casa Encendida, de Madrid.

Además del “gran nivel de gente relacionada con la cultura”, Beatriz Bañales destacó “el ambiente familiar y cercano” que se vivió en Ara, “con el pueblo volcado y acabando todos muy contentos”. La idea es dar continuidad al proyecto en 2022, tras “esta buena acogida”, reuniendo a 100 personas el viernes y a 80 el sábado.

Para la segunda edición se volverá a contar con Elena S. Sánchez, que entrevistó a los directores participantes y dirigió los debates posteriores a las proyecciones. Ambos días, “los debates acabaron a la una de la madrugada, con una gran participación y muchas preguntas”.

La Nu Era se propone dar cabida a películas ligadas al relevo generacional en el campo o los nuevos trabajos del ámbito rural. Este año, acudió Mercedes Álvarez, directora de El cielo gira, una mezcla de documental y drama que en 2004 relató la vida de los últimos habitantes de un pueblo de Soria, Aldeaseñor, donde nació la cineasta.

Otro de los invitados fue el vasco Aitor Altuna, director de Amama, una cinta de 2015 que participó en el Festival de San Sebastián y logró una nominación a los Goya en la categoría de mejor actriz revelación.

La película cuenta el conflicto entre lo urbano y lo rural a través de varias generaciones de una familia. El cortometraje Mikele, un taller de cine para niños, la actuación musical de Alicia Canguero y una exposición de Elena Lavellés completaron el programa. 

Etiquetas