Cultura

La mujer mayor del medio rural invita al festival Enclaves

La fotógrafo Sol Montenegro es la autora del cartel y de 'Mirada EnClaves', con seis imágenes expuestas en Huesca, Almudévar, Sesa, Ortilla y Bolea

Ramón Lasaosa, Sol Montenegro y Beatriz Calvo, delante de la imagen del cartel de EnClaves
Ramón Lasaosa, Sol Montenegro y Beatriz Calvo, delante de la imagen del cartel de EnClaves
Rafael Gobantes

La fotógrafa Sol Montenegro pone imagen al Festival de Música y Patrimonio EnClaves 2021. Una gran fotografía colocada en el solar habilitado como aparcamiento en la Ronda Montearagón (Trasmuro) junto a la plaza de toros de Huesca, sirve como antesala de esta edición, que se celebrará del 9 de julio al 6 de agosto, formando parte de la exposición ‘Mirada EnClaves’ y del proyecto artístico desarrollado por Montenegro dentro de este programa de artes plásticas y visuales.

Almudévar, Sesa, Ortilla, Bolea y la capital oscense acogen las fotografías de Sol Montenegro, que forman parte de un proyecto documental en el entorno rural que la artista comenzó hace unos años, y que se centra en “mujeres mayores de 70 años y en núcleos de menos de 30 habitantes”. Se trata, como ha indicado la fotógrafa, “de un reconocimiento a estas mujeres que han tenido un papel muy importante en el sostenimiento de sus comunidades”.

Lo que ha hecho Sol Montenegro, a la que han acompañado en la presentación de este trabajo Beatriz Calvo, consejera de Cultura de la Comarca Hoya, y Ramón Lasaosa, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Huesca, es sacar a estas mujeres “del anonimato y ponerlas a exposición pública con elementos musicales”.

Todas las fotografías que forman parte de esta muestra están protagonizadas por una mujer de 87 años. “Lo que he hecho son diferentes collages, y son seis carteles totalmente distintos con la misma protagonista”.

En el proyecto fotográfico Las últimas las primeras, Sol Montenegro reúne a varias señoras de otros tantos lugares de la Hoya, “todas con unas historias muy bonitas detrás”, y con las que la artista ha generado un vínculo especial “porque no puedes llegar a sus casas y meterte con la cámara porque eso es un atraco. Empiezas a hablar con ellas y te cuentan sus historias, algunas increíbles, que espero se puedan ver algún día en una exposición”. “Además, insistió, son cosas muy divertidas, nada tristes, y algunas hasta gamberras”.

Beatriz Calvo ha recordado que hace cuatro años, desde el área de Cultura, se puso en marcha ‘Mirada EnClaves’ con el objeto de que “los artistas visuales y plásticos que tenemos en la comarca nos oferten una imagen para el festival”. El año pasado ya trabajaron con Sol Montenegro, “pero la pandemia hizo que EnClaves fuera muy diferente a años anteriores, con solo dos conciertos frente a los hasta nueve de otras ocasiones, pero se pudo hacer”.

Por lo que respecta al cartel, “queremos que el artista refleje la sociedad, la música y el territorio”, y el de Sol Montenegro refleja a la mujer mayor del medio rural, “un sector que, dentro de la discriminación ha sido discriminado, y al que hay que ponerle esas caras reales, arrugadas, y que con el paso del tiempo representan esa dignidad con las que en muchos lugares la mujer es la que ha llevado la casa, la familia..., siempre desde un segundo plano y asumiendo una responsabilidad que los hombres no tenían”, ha apuntado Ramón Lasaosa.

La visibilidad a esas mujeres se les da a través de unas fotos “que tenemos que ir buscando por estos lugares, acercándonos a ellos y descubriendo el patrimonio y naturaleza de nuestro entorno más cercano”.

Etiquetas