Cultura

LA ENTREVISTA

Nieves Quintas Hijós: “Es una novela autobiográfica donde relato la parte oculta del deporte de élite”

La deportista oscense publica su primer libro, ‘Tres lunas llenas’, que invita a la reflexión

Nieves Quintas Hijós.
Nieves Quintas Hijós.
Pablo Segura

La graduada en Ciencias de la Salud y el Deporte por la Universidad de Zaragoza y entrenadora personal oscense Nieves Quintas Hijós presentó este jueves en Huesca su primer libro, Tres lunas llenas, en un acto en el que contó con la participación del director de este periódico, Javier García Antón, y del experto en PNL Sebastián Darpa.

Se trata de “una novela autobiográfica donde voy relatando toda la parte oculta del deporte de élite, porque no se conoce lo que hay detrás, y cómo a través de esa parte oscura yo fui capaz de ir trascendiendo las situaciones adversas”. Pero revela que el objetivo es ofrecer herramientas de superación ya que pretende “ayudar en cierta medida, a partir de mi propia experiencia, a otras personas en sus situaciones diarias”, porque indica que “no solo es útil para deportistas de élite, sino para estudiantes o cualquier persona”. Y es que, a pesar de contar con tan solo 27 años, ya se ha enfrentado a muchas situaciones difíciles y se ha formado, casi a partes iguales, en Ciencias del Deporte y neurolingüística e inteligencia emocional.

Cabe destacar que la joven proviene de la élite deportiva del patinaje y la natación, que ha utilizado para contar situaciones extrapolables a otros deportes. “Solo son anécdotas lo que cuento pero que trascienden a cualquier deporte”, advierte la autora, que con 7 años se adentró en las competiciones, y hace hincapié en que en este libro, cuyo título hace referencia a “tres momentos mágicos de mi vida, instantes de pausa, necesarios para poder seguir adelante”, se muestra “una serie de máximas que nos invitan a la reflexión, con algún ejercicio de autoanálisis y herramientas para una mayor gestión emocional pero, sobre todo, para afrontar la adversidad en la vida en general”.

Quintas recuerda que la del deportista “es una vida muy sacrificada donde la prioridad está en la consecución de un campeonato concreto y esto requiere no salir con tus amigos en plena adolescencia, no tener vacaciones, que tu familia se tenga que adaptar y, hablando desde un punto de vista psicológico, es pasar por ataques de ansiedad, de estrés y por trastornos alimentarios, que - confiesa- en mi caso era el atracón para tratar de paliar el estrés y la depresión”. 

Etiquetas