Cultura

FESTIVAL

EnClaves acerca la magia de la música clásica a la Hoya de Huesca

El Trovar interpreta este sábado en Almudévar obras de autores ingleses del siglo XVI al XX

Chiavette actuará el lunes en la iglesia de Santo Domingo de Huesca
Chiavette actuará el lunes en la iglesia de Santo Domingo de Huesca
S. E.

La nueva edición de Festival de Música y Patrimonio EnClaves acerca la música clásica a la comarca de Hoya de Huesca|Plana de Uesca. El Festival dio su pistoletazo de salida el pasado 9 de julio, y ha programado conciertos hasta el 6 de agosto en diferentes elementos del patrimonio histórico-artístico de la comarca. 

Hoy, la magia viaja al castillo de la Corona de Almudévar, donde El Trovar, un cuarteto de cuerda con las voces de Hugo Bolívar y Ana Cristina V. Pimpinela, interpretará a las 20:30 horas canciones de autores ingleses del siglo XVI al XX.

La siguiente cita será el lunes 19, a las 20:30 horas en la iglesia de Santo Domingo de Huesca. El público podrá disfrutar del cuarteto vocal de claves altas Chiavette, acompañado por bajón y órgano. 

En esta ocasión, y bajo la dirección de Javier Ares, presentan una selección de piezas compuestas durante el Siglo de Oro y primer barraco, tanto de autores españoles como aragoneses. Para este espectáculo, todas las entradas ya han sido reservadas, pero el Festival continúa con muchas más propuestas.

Las próximas fechas son el viernes 23 de julio en la Plaza Medio de Ortilla, a las 20:30 horas con Opera Omnia; el sábado 24 a la misma hora actuará Zaruk en el patio del monasterio de Casbas; el viernes 30 de julio Concerto 1700 estará en la colegiata de Bolea a las 20:30 horas. 

El sábado 31 de julio, a los pies de la torre altomedieval de Triste, los artistas altoaragoneses Victoria Crespo (actriz), David Lobera (clarinetista) y Eva Laliena (violinista) estrenaron el espectáculo de música dramatizada La siesta de los gigantes, 20:00 horas. Como broche final, el viernes 6 de agosto, a las 20:30 horas Katharsis ofrecerá un concierto en el Teatro Olimpia de Huesca.

El factor que hace única a esta celebración es el encuentro entre el intérprete y el espacio donde actúa. Los  lugares no siempre cuentan con las condiciones acústicas idóneas, tienen peculiaridades que obligan a los artistas a adaptarse al medio. 

Es un enriquecimiento recíproco. “El diálogo que se establece entre la música y patrimonio es de tal calibre que las propias obras musicales adquieren valor y el patrimonio es visto de otra forma”, recalca el técnico de Cultura de la Hoya, Enrique Mainé.

En 2020 se negaron a suspender el Festival porque querían mantener la continuidad y apostar por el sector cultural del territorio. Se adaptaron programando dos conciertos de producción propia y hechos por músicos altoaragoneses que se juntaron para la ocasión. De hecho, llevaron a cabo hasta producción televisiva. 

Siguiendo con esa capacidad de adaptación, este año se han buscado, sobre todo, espacios al aire libre, siendo conscientes de que las condiciones climáticas pueden afectar a la calidad de la interpretación. El cartel de esta edición presenta nueve fechas en ocho localidades de la comarca: Sesa, Bolea, Almudévar, Ortilla, Belsué, Casbas, Triste y Huesca. 

Con la situación de la pandemia, la mayoría de los lugares elegidos han sido espacios abiertos y, los que son cerrados, han sido seleccionados por su magnitud. “Un espacio tan amplio como la iglesia de Santo Domingo de Huesca, el aforo que tenemos actualmente es de 80 personas. Hemos buscado otras ubicaciones grandes, como la colegiata de Bolea, que nos permite superar las 150 personas; y el Teatro Olimpia, que tenía mucho sentido emplearlo este año”, explica Mainé.

Los accesos a los eventos están siendo controlados. Debido a ser ubicaciones abiertas, cierran ciertas calles para conducir al público a entrar por los sitios establecidos. Además, para garantizar la sonoridad, en algunos casos han limitado más el aforo de lo establecido por la ley.

El Festival de Música y Patrimonio EnClaves reúne a un público variado. Primero están aquellos fieles que asisten edición tras edición y descubren localizaciones. Luego se encuentran los propios vecinos del pueblo, además de los turistas que descubren la actuación por sorpresa. Por último, el público melómano que acude por el artista o la temática.

Pero no solo hay música, también hay exposiciones de artes plásticas, este año las fotografías de Sol Montenegro están presentes en algunas de las ubicaciones en las que hay conciertos. “Se reflexiona sobre el papel de la mujer mayor en ámbitos de pueblos muy pequeños. Las vidas de las mujeres hay que preservarlas, y existe mucha relación con el concepto memoria. La música ayuda a recuperar memorias perdidas”, cuenta Enrique Mainé.

El Festival de Música y Patrimonio EnClaves está organizado por la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca, y la colaboración de la Diputación de Huesca, de la Diócesis de Huesca, de Huesca La Magia, del programa MIGAP de los fondos europeos de Interreg Poctefa, del Festival de Cine de Huesca y de los ayuntamientos de Nueno, Almudévar, Sesa, Las Peñas de Riglos, La Sotonera, Lupiñén-Ortilla y Casbas de Huesca.

Etiquetas