Cultura

PROYECTO ARTÍSTICO

La promoción cultural del Valle de Benasque, el fin de BallArte

Este festival se basa en la divulgación, la interpretación y la investigación de la música antigua y la contemporánea

La música es la gran protagonista de este festival ribagorzano
La música es la gran protagonista de este festival ribagorzano
E.F.

La segunda edición del BallArte Festival, un proyecto artístico dedicado a la promoción cultural del Valle de Benasque mediante la interpretación, la investigación y la divulgación de la música antigua y la música contemporánea, se celebra desde este sábado y hasta el 8 de agosto, en distintos núcleos de los municipios de Benasque y Sahún. Conciertos, mesas redondas, pasacalles y talleres componen el grueso de una programación coorganizada por el guitarrista y tiorbista Nacho Laguna, la violinista Berta Ares y el filósofo Ramón del Buey, miembros de la asociación sin ánimo de lucro BallArte.

El festival recibe su principal impulso del Ayuntamiento de Benasque y cuenta con el apoyo de otras entidades públicas como el Gobierno de Aragón, la Diputación de Huesca y el Ayuntamiento de Sahún, y también privadas, como la Fundación Ibercaja, Casa Suprián, Casa Cornel y El Molino.

Desde la organización, inciden en “el compromiso” del festival con la práctica musical de calidad y la apuesta por formatos de concierto diversos, en los que la música dialoga con la danza, el teatro y la performance. “Propone una interacción con la población del Valle de Benasque a través de conciertos, talleres y mesas redondas, generando contextos artísticos, sociales y pedagógicos para la experiencia comunitaria de la música.

En la II Edición de BallArte Festival participarán 37 invitados nacionales e internacionales (músicos, bailarines, actrices, investigadores y técnicos), de los cuales 7 son de procedencia aragonesa, incluyendo a uno de sus coorganizadores, Nacho Laguna Navarro. Todas las actividades de la programación del BallArte Festival serán públicas y de entrada libre hasta completar aforo.

Las actividades se organizan en torno a tres líneas de acción: la vertiente artística, la vertiente social y la vertiente pedagógica, precisan. La vertiente artística del II BallArte Festival comprenderá un total de 8 conciertos y 1 pasacalles. Los conciertos estarán conformados por cuatro programas distintos y tendrán lugar tanto en espacios cerrados (Palacios de los Condes de la Ribagorza) como en espacios abiertos (El Clot, en Cerler; el Santuario de Guayente, en Sahún; la Plaza de la Borda Albar, en Benasque; Casa Cornel, en Cerler; y Casa Suprián, en Anciles).

La vertiente social del festival estará coordinada por profesionales dedicados a la integración social y rural a través del arte. En continuidad con el trabajo realizado en la primera edición, en esta segunda, se articulará un proyecto en colaboración con la Asociación Guayente del Valle de Benasque y con el Centro de Integración Social el Remós. Por otra parte, como novedad, se realizará una segunda serie de talleres de integración social a través del arte, en colaboración con la Asociación Mas Achudem, de Benasque. La vertiente pedagógica del BallArte Festival consta, por una parte, de cuatro mesas redondas y, por otra parte, de las clases y talleres ofrecidos en colaboración con la Escuela de Música de La Ball.

Como sello distintivo del festival, de manera previa a los conciertos, los investigadores del equipo mantendrán cuatro encuentros con el público articulados en mesas redondas con el objetivo de acoger una serie de conferencias sobre el contexto teórico de cada uno de ellos. Todas las mesas redondas estarán seguidas de un diálogo abierto.

Por otra parte, BallArte Festival, en colaboración con la Escuela de Música de la Ball, articulará una serie de clases y talleres dirigidos tanto a los alumnos de la propia Escuela de la Ball como a gente externa para desarrollar la enseñanza musical en todos los niveles de formación profesional, así como ofrecer clases de iniciación musical. Los talleres previstos son el Taller de conjunto BaROCKeando; el Taller de improvisación para voces e instrumentos: El Vivaldi BallArtiano; y el Taller de danza: La música y el cuerpo.

Las clases propuestas son de violín, viola, cello, contrabajo, piano (e iniciación al Cemballo) y guitarra. 

Etiquetas