Cultura

ENTREVISTA

José Manuel Crespo: “Es un libro divertido y desenfadado para pasar un buen rato”

En el libro ha plasmado versos dedicados a profesionales como peluqueros y camareros

José Manuel Crespo.
José Manuel Crespo.
S.E.

No todo es cocinar. Durante el confinamiento del año pasado un gran porcentaje de la población trasladó el aburrimiento a la creatividad culinaria. Otros se pusieron al día con las series y películas de las plataformas. Ninguno de estos es el caso de José Manuel Crespo, agricultor de profesión y escritor de corazón.

Un boli fue suficiente para plasmar sobre el papel, y en clave de verso, rimas que, en principio, buscaban acordarse de algunos oficios y actividades y que, más tarde, pasaron a hablar de todo un poco. Esas líneas aparecen recogidas en ‘Y tú, ¿de qué vas?’, un libro divertido y ameno que pretende sacar una sonrisa a los lectores y que estos se rían “de la situación y sacarle un poco de jugo positivo, no todo va a ser llorar”, destaca.

Una lectura ligera que va acompañada de viñetas de cómic para darle mayor dinamismo. En el prólogo ya se puede divisar lo que uno puede encontrar en las siguientes páginas, unos versos entretenidos que, si no fuese por que un amigo suyo le dijo que podría publicarlos, no habría llegado al haber de más personas.

De momento, cuenta con pocos ejemplares, ya que fue presentado el pasado domingo en Alcalá de Gurrea, acto que organizó el propio Ayuntamiento. Aunque está funcionando el boca a boca y ya se han hecho eco de la obra en pueblos de alrededor como Almudévar, su intención es comenzar en breve a enfocarse a la venta del libro. Las críticas, según dice Crespo, “están siendo muy buenas porque es un libro bastante divertido y desenfadado para pasar un buen rato”.

Con ‘Y tú, ¿de qué vas?’, el autor deja entrever su personalidad, un hombre que se caracteriza por tener sentido del humor. Pero, lo cierto, es que también lo advierte, no es una carcajada infinita.

Apasionado por la escritura desde pequeño, siempre participa en el programa de fiestas del pueblo y escribe canciones. Durante el encierro, por las mañanas trabajaba en el campo y, por la tarde, ponía a funcionar el boli, a veces acompañado también de la guitarra.

José Manuel Crespo termina recalcando que es ideal para “quien quiera olvidarse un poco de todo el mal rollo de noticias y quiera echar alguna risa”.

Etiquetas