Cultura

TEATRO

Teatro de Robres “conquista” al público de su localidad con Cucaracha

La compañía de teatro dirigida por Manuel Casáus presentó su nuevo montaje en el Festival de la Oralidad de la villa

El Teatro de Robres actuó en el Parque de San Blas
El Teatro de Robres actuó en el Parque de San Blas
S.E.

Cucaracha. Sangre, amor y muerte en los Monegros  ha sido el éxito del verano del Teatro de Robres, que después de recorrer prácticamente toda la comarca monegrina, llegó el domingo al Parque de San Blas en el marco del XX Festival Internacional de la Oralidad de la villa, “con el aforo completo desde hacía una semana”, dijo orgulloso Luis Manuel Casáus, director de la compañía y de una obra que se podría calificar de maestra.

Ante un público “muy respetuoso”, el Teatro de Robres desplegó su nuevo montaje, del que disfrutaron quienes acudieron al Festival de la Oralidad, de los que Casáus dijo que son “personas respetuosas con la puntualidad y el silencio, que ayuda mucho en la interpretación de los actores y es algo que siempre destacan todas las compañías que vienen”.

La obra, basada en la novela de José Antonio Adell y Celedonio García, presenta al bandido Cucaracha en su faceta más íntima y su protagonista, Roberto Nistal, es la persona indicada para dar vida a este famoso personaje monegrino. “En cada interpretación se supera, si bien en Robres ha estado espectacular”, aseguró Alberto Lasheras, incondicional del Teatro y de Cucaracha. “Junto a la música creada por José Bellosta y Antolín Santolaria, que interpretan a dos miembros de la banda del Cucaracha, el Molinero de Belver y el Cerrudo de Lalueza, con la escenografía de las ilustraciones de Jesús Castiella, te transportan, sin duda, a aquella época en Los Monegros”, además de revelar a un Cucaracha más cercano, “con sus atracos y fechorías, la relación con su amada Jobita, interpretada por Ana Sus, la que mantiene con sus amigos más inseparables y su manera de ver la vida, toda una perspectiva emocional del famoso bandido”.

Una historia real y muy viva en Los Monegros que Nistal visitaba junto a sus padres, quienes también asistieron a la obra de teatro. Un gran éxito que el público comentó a a la salida. “Un guion excelente que enlaza muy bien las anécdotas del bandolero, la música y coplillas junto a algunas bromas hacen que el ritmo de la obra sea muy dinámica”, indicó Lasheras. “El dialogo con Ruata y los versos de Martí hacen intuir el final trágico de Cucaracha”.

En resumen, una gran obra de teatro que promete dejar huella en los distintos festivales que va a ser presentada. 

Etiquetas