Cultura

FESTIVALES

Cuando un instrumento como el clave también puede cantar

Yago Mahúgo actuó en Santa Cilia dentro del XXX Festival en el Camino de Santiago

Yago Mahúgo ofreció un recital muy original
Yago Mahúgo ofreció un recital muy original
Raquel G Canes

La noche del martes tuvo lugar en Santa Cilia otro de los esperados conciertos de esta temporada. Esta vez fue el turno del reconocido intérprete Yago Mahúgo, directo que tuvo lugar en su iglesia parroquial, plaza que en anteriores ediciones ya sonaron también de maravilla Isabel Villanueva y Cantoría.

El lirismo del gran clave francés en la familia Couperin fue la propuesta del clavecinista madrileño. Yago Mahúgo destacó la originalidad de la propuesta, ya que “un recital de clave solo, no es algo muy habitual”. Esto unido al selecto repertorio de música francesa, fue el gran atractivo de su actuación.

El obsequio a los allí congregados, escuchar a tres compositores de la misma familia, la familia Couperin: Louis Couperin, François y Armand Louis.

Cada uno es sobrino del anterior, y son tres generaciones que ocupan toda la etapa del Barroco, s. XVII y s. XVIII. “Claramente, se puede ver la evolución del primer clave que hace Louis Couperin hasta Armand Louis”, subrayó Mahúgo. “Lo que tiene este programa, especialmente, son piezas que tienden a ser muy lentas, muy líricas, y es demostrar que un instrumento como el clave puede cantar”, añadió.

Entre los tres compositores, en Santa Cilia destacaron las obras de François Couperin, que se encuentra en medio de los otros dos, dentro del legado artístico de los Couperin.

Además de ser un gran compositor, François es un gran maestro. Establece la Escuela clavecinista francesa, o cómo iniciarse con el clave: “Ha dejado escrito el tratado más reconocido de cómo tocar el clave en el barroco”, incidió el intérprete.

Durante el concierto, Yago Mahúgo hizo una parada para explicar el motivo del título de algunas obras. En la música francesa es habitual dedicar las piezas a alguien, por eso en ocasiones se utilizaba el nombre de las personas a las que les dedicaban esos temas, en otras ocasiones podía ser una idea. Lo que, claramente, puede evocar el diferente tipo de música que se va a escuchar. Para terminar su concierto y como regalo al público, Mahúgo interpretó una pieza que no estaba en el programa, la llamada La Marche des Scythes.

Un nuevo renacimiento sonoro

Sobre la situación actual de la música barroca, la opinión de Yago Mahúgo es muy optimista: “Ahora mismo, la música barroca está teniendo un nuevo renacimiento, por decirlo de alguna manera. Cada vez hay más intérpretes españoles que se están dedicando a esto. Se nota que la gente sale a Europa a formarse. Ahora es mucho más sencillo que antes”.

Y es que para el clavecinista, “en Europa están más avanzados que nosotros en cuestión de música antigua. Hace que además se recupere mucho patrimonio histórico español de esa época. Toda la gente joven que estudia fuera se nutre de eso y, al volver aquí, estamos igualando terreno nuevamente”.

Mahúgo también aludió sobre la importancia de los peregrinos y del Camino en este Año Jacobeo: “Qué sería España sin el Camino de Santiago. Uno de los sitios donde nace es aquí, en Jaca, y yo estoy haciendo música francesa, justo donde empieza el Camino francés. Aunque esta música no tenga nada que ver con el Camino de Santiago, me gusta pensarlo de esta manera”. 

Etiquetas