Cultura

CONCIERTO

El Festival Manhattan se despide con un final muy cinematográfico

Fetén Fetén conquistó con la musicalización de la película ‘El milagro de P. Tinto” y Danjer dejó un mural en Murillo

Danjer pintó un mural en Murillo de Gállego.
Danjer pintó un mural en Murillo de Gállego.
Festival Manhattan

El festival Manhattan despidió este lunes su segunda edición con un final totalmente cinematográfico, dedicado al cineasta Javier Fesser. El galardonado director, padrino de la edición 2021, calificó de “auténtico regalo” lo vivido estos días en Murillo de Gállego, días en los que ha participado activamente tanto en la programación como en actividades turísticas y deportivas que ofrece esta localidad y su entorno en la comarca de la Hoya de Huesca.

El momento más especial se vivió este viernes con el estreno absoluto de la musicalización en directo que la banda burgalesa Fetén Fetén ha creado para la película El Milagro de P. Tinto.

Esta idea fue posible gracias a la colaboración del Festival Retina con el Festival Manhattan y el resultado fue absolutamente brillante y aplaudido por el público.

El dúo Fetén Fetén fue el encargado de musicalizar la película ‘El Milagro de P Tinto’ (1998).
El dúo Fetén Fetén fue el encargado de musicalizar la película ‘El Milagro de P Tinto’ (1998).
Festival Manhattan

Fesser resumió la experiencia diciendo que “ha sido una preciosidad, y siendo que siempre me ha gustado mucho la banda sonora original, me ha resultado muy curioso ver cómo con esta música en directo cambia la película, le da otra emoción, y la vuelve más mediterránea e incluso más moderna o actual”.

Muy celebrado también fue durante este fin de semana el legado artístico que el Manhattan dejó también en esta edición a pie de calle en Murillo de Gállego, de la mano del Festival Asalto. Y es que el artista zaragozano Danjer, con amplia proyección como muralista, ilustrador y tatuador, intervino en una caseta-parada de autobús, que durante el curso se utiliza por escolares.

Tras el paso de Danjer, este enclave se convirtió en una auténtica inmersión galáctica abierta a la imaginación, con una obra mural envolvente en paredes y techo. La voz se corrió enseguida y este transformado lugar captó numerosas visitas y “selfies”.

También en la parte alta del pueblo, quedó otro mural colaborativo firmado por los muchos participantes que se sumaron al taller dirigido por el diseñador Sergio Beltrán de Festival Asalto, en este caso con firma y lema dedicados a la ONG Acción contra el Hambre. Y es que durante el fin de semana el festival también proyectó el corto El monstruo invisible, rodado por Javier y Guillermo Fesser en Filipinas, para Acción contra el Hambre.

Un balance de premio

El Festival Manhattan cuenta con el apoyo imprescindible de la asociación de empresarios de Murillo de Gállego, y también con el respaldo de la comarca Hoya de Huesca y el propio Ayuntamiento de Murillo de Gállego, que han ayudado a conseguir un balance “de premio”.

Los promotores del Festival, Alberto Castrillo-Ferrer y Víctor López Carbajales, ponen muy en valor esta ayuda porque “la implicación del ayuntamiento y de la comarca ha sido espectacular, así como los apoyos del sector turístico para complementar la oferta” de la zona. 

Etiquetas