Cultura

FESTIVAL

El violonchelo de Maza inunda Abiego de ritmos latinos

El festival SoNna Huesca continúa el miércoles con la actuación de Marlango a los pies del Salto de Roldán

El público disfrutó de la actuación de Ana Carla Maza en el SoNna Huesca.
El público disfrutó de la actuación de Ana Carla Maza en el SoNna Huesca.
S. E.

La cantante y violonchelista cubana Ana Carla Maza, inundó Abiego de sonidos latinos en el marco del Festival Sonidos en la Naturaleza, SoNna Huesca, que convirtió en escenario, la noche del pasado domingo, una de las obras más significativas del proyecto Arte y Naturaleza de la Diputación Provincial de Huesca, el Monumento al Siglo XX (1995), obra del alemán Ulrich Ruckriem, ubicada en un campo agrícola lindante con la carretera. 

Un enclave único donde un conjunto de veinte monolitos de piedra de granito rosa se integran en el paisaje y que, en esta ocasión, acompañaron a la primera solista que actúa en este festival altoaragonés.

La artista cubana, hija del pianista y compositor chileno Carlos Maza, con quien inició su carrera musical con apenas 13 años, ofreció un completo recital de música contemporánea acompañada únicamente con su violonchelo, el cual empleó para desgranar su último trabajo en solitario, el tercero propio tras cinco discos grabados con su padre y varias giras por Europa, La Flor (2020).

Así planteó un recorrido que presentó ella misma como “un viaje por toda América Latina” visitando un amplio paisaje de melodías creadas por compositores latinoamericanos que hizo propias.

Según destacan desde la organización, “hubo sonidos cubanos, argentinos, andinos, entre otros, pero todos ellos convertidos en música contemporánea, ya que en muchas ocasiones partía de canciones populares o boleros y las convertía en otra cosa muy bonita”.

Un centenar de personas disfrutaron de este concierto que, afortunadamente, contó con la sombra de los árboles y la brisa que ponían fin a un fin de semana caluroso en Abiego, donde la protagonista indiscutible fue la pasión y vibrante personalidad de la instrumentista, que captó la atención del público demostrando todas las posibilidades sonoras que ofrece un violonchelo al tocarlo no solo con el arco, también con los dedos.

Marlango celebra 15 años

Tras el concierto de Maza, a las puertas del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, es el turno del grupo de pop con claras influencias del jazz y el blues, Marlango, un proyecto que surge en 1998, con Leonor Watling y Alejandro Pelayo.

Este miércoles, a las 20 horas, junto a la ermita de la Virgen del Patrocinio, a los pies del Salto de Roldán, en la pedanía de Sabayés, el grupo Marlango aprovechará el SoNna Huesca para celebra sus quince años de trayectoria en una cita musical en un marco incomparable para la cual ya se han agotado todas las entradas.

Etiquetas