Cultura

cultura

Las voces femeninas y el cambio de fechas, protagonistas en el regreso del Pirineos Jazz

El festival, celebrado en Morillo de Tou, tendrá lugar en septiembre para "desestacionalizar el turismo" y "potenciar el público local"

El músico Carlos Barraguer, la diputada provincial Maribel de Palo, el director de Morillo de Tou Pedro Arbó y el concejal de Aínsa-Sobrarbe, Agustín Muñoz.
El músico Carlos Barraguer, la diputada provincial Maribel de Pablo, el director de Morillo de Tou Pedro Arbó y el concejal de Aínsa-Sobrarbe Agustín Muñoz.
A. S.

La séptima edición del Pirineos Jazz Festival supondrá el regreso, dos años después, de la música a Morillo de Tou, en Aínsa. En esta ocasión lo hará en un formato adaptado a las circunstancias sanitarias y en fechas más avanzadas en el calendario. Habitualmente, este encuentro con el jazz en Sobrarbe se celebraba durante el mes de julio. Sin embargo, en 2021 se llevará a cabo durante todos los fines de semana de septiembre con el fin de "desestacionalizar el turismo" y permitir a la población local a disfrutar de los conciertos una vez reducida "la carga de trabajo" de pleno verano, según ha indicado el concejal de Cultura de Aínsa-Sobrarbe, Agustín Muñoz.

En cuanto a lo musical, el VII Pirineos Jazz mantendrá "las líneas de siempre", según ha desvelado Pedro Miguel Arbó, director del Pueblo Recuperado de Morillo de Tou, lo que implica un especial protagonismo de las "voces femeninas" en el cartel que abanderan Ana Diáfana, Ambient Waves y Carola Ortiz. Además, la organización mantiene un año más su apuesta por los músicos aragoneses y altoaragoneses.

Pero, en palabras de Arbó, "la cuestión es que va a haber música y va a haber jazz en Morillo de Tou". Y en esta vuelta de la música "se potenciará más el público local", con unas fechas que trasladan el festival de julio hasta septiembre para que "muchos trabajadores que ahora están inmersos en sus trabajos, en plena temporada, los fines de semana puedan venir a disfrutar del jazz".

En la rueda de prensa en la que se ha presentado el festival este miércoles también han participado la diputada de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, Maribel de Pablo, y el baterista bajocinqueño Carlos Barraguer, cuyo grupo, CBP Quartet, presentará su último disco Four Elements en el festival. 

Maribel de Pablo ha indicado que el objetivo del Pirineos Jazz es que "se pueda disfrutar (de la cultura) en el medio rural", llevándola fuera "de los núcleos urbanos". Por otra parte, la diputada provincial ha valorado la importancia de "la colaboración público-privada" para desarrollar este tipo de eventos.

La voz femenina de Ana Diáfana romperá el hielo de dos años sin jazz. Junto a Iñaki Zuazu, actuará el viernes 3 de septiembre, a las 21 horas, en la terraza de Casa Cuello. Ese mismo fin de semana, Dixieland Blues darán una doble actuación. El sábado, a las 19:30, tocarán por el recinto de la Expoferia y, tres horas más tarde, se subirán al escenario de Casa Cuello.

La siguiente semana será el turno de las dos formaciones de Carlos Barraguer. El viernes actuará con The Rural Project Trío y el sábado CBP Quartet presentará su último trabajo.

El fin de semana del 17 y 18 de septiembre será el turno de los serrableses Jazz For Fun y de los zaragozanos Ambient Waves. Los altoaragoneses actuarán el viernes, a las 21 horas, presentando Sobrepuerto, y a la misma hora del sábado lo harán el dúo Ambient Waves.

El viernes 24, a las 22 horas, Carola Ortiz Trío actuará en la carpa del Pirineos Jazz, y a la mañana siguiente impartirá un taller de canto y repertorio folclórico de 10 a 13 horas (las plazas deben reservarse al teléfono 615 92 43 74). Por último, el sábado a las 22 horas, la Monkayo Jazz Band, una habitual en las clausuras del festival, volverá a ser la encargada de poner el punto y final a otra edición del Pirineos Jazz.

A excepción de los conciertos del último fin de semana y del primer concierto de Dixieland  Blues, los demás se llevarán a cabo en la terraza de Casa Cuello.

Etiquetas