Cultura

Festival

El SoNna vive en la comarca de La Litera la semana más aragonesa

Música y circo se citaron en Tamarite de Litera, Altorricón y Camporrells

Actuación de Marícaconfussion en Camporrells.
Actuación de Marícaconfussion en Camporrells.
S. E.

La segunda edición del Festival Sonidos en la Naturaleza, SoNna Huesca, que organiza la Diputación Provincial de Huesca, da por cerrado el mes de agosto con una selección de propuestas aragonesas en los rincones más atractivos de Tamarite de Litera, Altorricón y Camporrells en la comarca de La Litera, así como en la localidad de Fonz, en el Cinca Medio.

La música y el teatro se apoderaron de un largo fin de semana, en la parte oriental de la provincia oscense, con gran éxito de público, que arrancó el jueves con la actuación de Marícaconfussion en Camporrells.

Así llegaba el SoNna a uno de esos lugares mágicos elegidos por la organización del festival para deleite de espectadores y artistas, sobre todo en el apartado musical.

La ermita de los Mártires de esta localidad literana, en un altozano desde el que se divisan los estrechos de Montfalcó y los embalses de Canelles y San Salvador, a la que el público debió de acceder a pie, albergó el espectáculo Mujeres soñando boleros de Maríaconfussion, el dúo aragonés que forman la cantante María Pérez Collados y el pianista Faustino Cortés, que en está ocasión estuvieron acompañados por el guitarrista Pepe Vázquez.

El trío que lideró Pérez Collados quiso homenajear al bolero y a las mujeres compositoras, cantantes e instrumentistas que hicieron grande al género y para ello repasaron temas de María Teresa Vera, Consuelo Velázquez, Chabuca Granda o Isolina Carrillo, entre otras muchas.

“El recital fue una delicia gracias a la voz aterciopelada y oscura de María Pérez y al buen hacer de piano y guitarra”, aseguran desde la organización. Además, la cantante amplió el homenaje y el recuerdo al universo femenino vinculado al bolero con las referencias a las mujeres de Afganistán y de otras partes del mundo que no disfrutan de libertad, ni de derechos básicos. “Son las grandes olvidadas, una vez más”, insistió Pérez Collados.

El viernes, la compañía Cía Faltan 7 despuntó en Tamarite de Litera al recibir una de las ovaciones más largas y atronadoras del SoNna a pesar de haber sido programados a última hora, tras la lesión de uno de los integrantes de la compañía oscense Capycua que obligó a cancelar.

Cía Faltan 7, formada por irlandesas, israelitas, italianas y españolas, representó en la plaza Mayor de Tamarite su espectáculo Express, una combinación de circo y teatro llena de frescura y dinamismo. Siete mujeres y un hombre, trabajadores de una agencia de mensajería algo desorganizada, movían paquetes postales entre acrobacias, equilibrios y saltos. Monociclos, mástil chino, básculas y, sobre todo, espectaculares portés acrobáticos encandilaron al numeroso público que se quedó asombrado a la vez que se divirtió de lo lindo con el clown planteado en esa caótica agencia.

El broche final al paso del SoNna Huesca por la comarca de La Litera lo puso el estreno del espectáculo Sonando la Imagen, ideado y estructurado por Ángel Vergara y María José Menal, componentes del dúo La Chaminera que, para la ocasión, contaron con dos músicos de excepción: Miguel Ángel Fraile, líder de los grupos Cornamusa y O’Caloran, y María Pilar Gonzalvo, compañera de Fraile en ambas formaciones y miembro del dúo El Mantel de Noa.

Cuatro músicos de excepción del folk aragonés que llevaron al parque de la ermita de San Bartolomé de Altorricón, un oasis de sombras en medio del maizal, una reinterpretación de la iconografía y la literatura musical aragonesa de todas las épocas a través de piezas históricas o populares interpretadas con los instrumentos esculpidos o citados en esas obras de referencia. Todo un reto, a medio camino entre la música antigua, la música culta, la música religiosa y la música popular.

El festival continúa por el Cinca Medio, tras la apertura, ayer, de una nueva zona en la que descubrir enclaves con encanto a través del arte y la cultura.

Así, la localidad histórica y monumental de Fonz, en concreto, su plaza mayor fue el escenario perfecto para el espectáculo Mucho ruido y pocas nueces, sound party, una adaptación actual de la comedia de Shakespeare del mismo nombre, muy cercana al público de nuestros días, que, bajo la dirección de Alfonso Palomares y la música de Kike Lera, cautivó al espectador en este divertido show coproducido por varias compañías aragonesas en una propuesta musical hilvanada a través del teatro participativo, con música pegadiza interpretada en directo

Etiquetas