Cultura

LITERATURA

Manuel Vilas: “El subidón del enamoramiento es similar al de una droga dura”

Acaba de regresar a las librerías con ‘Los besos’ (Planeta)

Manuel Vilas.
Manuel Vilas.
Carlos Ruiz B.K. Contumaz Studio

El escritor altoaragonés Manuel Vilas acaba de regresar a las librerías con la novela Los besos (Planeta), una historia de amor entre un profesor jubilado y una mujer quince años menor a la que conoce durante su retiro en una casa de la sierra, ‘obligado’ por el confinamiento en los inicios de la pandemia del coronavirus, y que plantea, entre otros muchos temas, la cuestión de “la adicción al enamoramiento”, comenta el propio autor en una entrevista con Europa Press.

“Las primeras fases del enamoramiento son un subidón comparable al de una droga dura, me río yo de la cocaína. Pero eso son las tres o cuatro primeras semanas, donde la vida se ilumina y cobra una intensidad maravillosa: no me extraña que los hombres quieran eso”, explica el creador de Ordesa.

Vilas (Barbastro, 1962) va más allá de la idea instalada de que el amor ‘dura tres años’, resaltando en su novela que, en realidad, “solo dura tres meses”.

“Es muy interesante esto porque hay mucha indagación literaria y científica, pero ahora parece abandonada por la sociedad occidental, que ha transformado la pasión amorosa en otra cosa”, cuestiona el escritor.

El protagonista de la nueva novela de Manuel Vilas quiere seguir viviendo una pasión amorosa, así como que no termine nunca. Por este motivo, vive con angustia la relación incipiente.

“Es una de las obsesiones del amor, que eso se transforme en complicidad, ternura y amistad, perdiendo el sexo salvaje. Esa duda la tienen muchos seres humanos y llevamos 2.500 años de historia occidental sin que ningún sexólogo haya conseguido ilustrar esa insatisfacción”, ironizó.

Con un homenaje constante al Quijote y a ese amor idealizado de las páginas cervantinas -el protagonista llama Altisidora a su nueva pareja-, Vilas afirma que ha tratado de huir de “lo cursi” al hablar del amor, “uno de los grandes temas insolubles y que incomoda mucho”.

Portada del libro "Los besos", de Manuel Vilas.
Portada del libro "Los besos", de Manuel Vilas.
S.E.

“Hablar de sentimientos nos sigue costando y del amor, más. El sexo tiene una parte terrible. ¿Por qué hay tantos chistes sobre el sexo? Nos da terror: un ser humano, hasta que no hace el amor con otro ser humano, no sabe quién es. El sexo es un espejo en el que los seres humanos se miran y es un territorio que incomoda y asusta”, indica el escritor barbastrense.

“El dolor y el enigma siempre se han resuelto con soluciones cursilonas, pero detrás de lo cursi siempre hay algo terrible. Detrás de llamar ‘cari’ a tu pareja hay un abismo. Lo cursi nos tranquiliza porque cierra el abismo que es el erotismo y el sexo”, continúa.

El coronavirus, una oportunidad

Los besos ha sido escrita durante el confinamiento “porque el contexto de la novela es la llegada del virus”. Vilas no duda en calificar de “oportunidad” esta crisis sanitaria, al entender que “nada que venga de la vida debe ser despreciado”.

“Aún en una catástrofe del tipo que sea, el ser humano tiene la obligación de seguir siendo humano y de aprender una nueva lección”, defiende.

No obstante, sí considera que el “mensaje social” que se ha tratado de transmitir desde las instituciones con el coronavirus, el ‘salimos mejores’, no es cierto.

“Era un eslogan y, además, muy de carácter político, casi cursi”, lamenta el autor, quien reconoce que no ha sentido más desafección por la política porque “ya lo estaba de antes”.

“Tampoco creo que sea una cosa española, ha sido en todas partes, se ha dado una desafección política en todo el occidente democrático. Ahora lo que toca es de lo que se habla en la novela, el inventarse un territorio personal para poder sobrellevar esto y tratar de ser feliz”, añade.

¿Un escritor ‘best-seller’?

Tras el éxito que supuso Ordesa y el posterior reconocimiento de su novela Alegría como finalista del Premio Planeta, Vilas admite que a la hora de escribir ahora “pesa la responsabilidad de no decepcionar a los lectores”, aunque no lo considera “losa, sino más bien compromiso”.

“Un éxito importante con una novela, esa complicidad con los lectores que es maravillosa, quieres mantenerla con la siguiente. Ojalá fuese de verdad un escritor ‘best seller’, porque la literatura tiene sentido cuando es leída”, concluye.

Presentación en Huesca y Barbastro

El escritor altoaragonés Manuel Vilas volverá “a casa” la semana que viene para presentar su nueva novela, Los besos (Planeta). La primera parada en esta pequeña gira será el próximo 14 de septiembre en la capital aragonesa. Un día después, a las 19:30 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca, las Bibliotecas Municipales organizan la presentación de la novela en colaboración con la librería Anónima de Huesca. En Barbastro, el acto tendrá lugar el próximo 16 de septiembre con la colaboración del Área de Cultura del Ayuntamiento, que preside la concejala Blanca Galindo. El Centro de Congresos acogerá el evento, que dará comienzo a partir de las ocho de la tarde.

Etiquetas