Cultura

MÚSICA

Ara Malikian: “Una vez en el escenario estás en un trance, da igual donde estés”

El violinista libanés presenta a las 22.00 horas de este viernes, en el Recinto Ferial de La Algodonera, de Binéfar, ‘Petit Garage’

Ara Malikian en una imagen de archivo
Ara Malikian en una imagen de archivo
S.E.

El violinista libanés de ascendencia armenia Ara Malikian ofrecerá la noche de este viernes en Binéfar su concierto Petit Garage. En el recinto ferial de La Algodonera, Malikian presentará un programa muy parecido al de la gira anterior a la pandemia, pero reducido. “He vuelto a la formación violín y piano, dos instrumentos que se complementan mucho. Con el pianista Ivan “Melon” Lewis nos entendemos muy bien sobre el escenario y va a ser un viaje musical”, resume respecto a esta actuación que, como las de los últimos meses, promete ser especial. “Este año, celebro 40 años sobre los escenarios y, sin duda, los últimos 100 conciertos han sido los más emocionantes de mi vida, porque veías al público que, a pesar de su miedo, venía porque querían disfrutar de la música”, asegura conmovido.

Malikian, que vio aplazado su concierto de julio en Benasque por la situación sanitaria, actúa este viernes en Binéfar y mañana y el domingo, en Jaca. “Tengo una relación muy estrecha con Aragón. Voy mucho a Zaragoza”, confiesa refiriéndose a la familia de su mujer y madre de su hijo. “Mi concepto de girar no excluye sitios pequeños. Voy donde me quieren escuchar. A veces, uno toca en Londres, en un teatro prestigioso y está muy bien, pero lo que te da un sitio más pequeño es diferente y bellísimo, uno complementa el otro. Una vez subo al escenario, no me importa dónde estoy. Tengo delante la energía del público y da igual si hay 30 o 30.000 personas. Lo importante es la música, que fluya, que emocione, Una vez en el escenario estás en un trance, da igual donde estés”, considera.

Su complicada infancia, su virtuosismo y su carrera concertística precoz que lo alejó pronto de su familia, hicieron de la música su refugio. “Cuando era joven he vivido una guerra, teníamos que escondernos de las bombas. Cuando vine a Europa, a los 15 años, solo, fue duro para mí sobrevivir sin mi familia. Gracias a la música he sobrevivido, he salido”, recuerda mientras cuenta el duro trabajo que hay detrás. “La disciplina tiene que estar siempre es parte de la profesión. He tenido la suerte de tener al principio una enseñanza muy académica. He aprendido, disciplina, constancia, rigor. Me costó encontrar mi voz, pero he forjado una técnica que hoy saco provecho. He tenido la suerte de meterme en muchos estilos y cualquier estilo que toco, lo hago a mi manera. Cuando toco jazz o flamenco, no intento ser un purista, lo llevo todo a mi terreno. Lo hago como entiendo, con mi personalidad. Si lo disfruto es la mejor manera de hacer disfrutar”. A la hora de definirse es directo. “Mi estilo es intentar emocionar”.

Tras rodar bajo la dirección de su mujer, Nata Moreno, el documental sobre su vida “Ara Malikian: Una vida entre las cuerdas”, galardonado con un Goya, confiesa que prefiere el presente. “No soy de echar la vista atrás ni mirar mucho el futuro, vivo el día a día. Pero estoy agradecido con la acogida. Es un homenaje a mis padres, a mis abuelos”. Respecto al futuro, anuncia nuevo disco para Navidad. 

Etiquetas