Cultura

ENTREVISTA

Virginia Espa: “'Niñas de la Guerra Civil' es una aportación nueva a la causa de la memoria histórica en Huesca”

La cineasta estrena este viernes en Huesca su primer documental, que ha realizado con Beatriz López

Virginia Espa
Virginia Espa
S.E.

Enmarcado en la XXI Muestra de Cine Realizado por Mujeres, Virginia Espa, doctora en Historia del Arte, diplomada en Comunicación Visual, licenciada en Medicina y profesora de la Escuela de Arte de Huesca estrena este viernes, a las 17 horas, en el Teatro Olimpia, Las niñas de la guerra civil. Últimos relatos, su primera obra documental como directora y guionista, elaborada en colaboración con la productora y editora oscense Beatriz López.

Nueve mujeres protagonizan esta película, que se estrena en Huesca, donde los acontecimientos bélicos de la Guerra Civil en localidades como Siétamo, Lupiñén, Ayerbe o Aguinalíu son el decorado de la vida cotidiana de nueve niñas. Así aclara Espa que “son relatos breves de experiencias infantiles durante esos momentos de la Guerra Civil, son recuerdos muy nítidos”.

En este sentido, revela la directora de la cinta que “se ha realizado mediante una práctica documental clásica que es recogiendo los testimonios de varias señoras mayores que vivieron la Guerra Civil cuando eran niñas y guardándolos para la posteridad”. Subraya, además, que “nos hemos encontrado con mujeres muy despiertas de buen carácter que han dado rienda suelta a unos recuerdos que durante mucho tiempo han estado silenciados”. Al hilo de lo cual, confiesa que “ha sido como descorchar una botella de cava”.

Espa confirma que se trata de “una aportación nueva a la causa de la memoria histórica en Huesca, que fue una ciudad muy castigada en la Guerra Civil” y advierte que, “aunque ya está estudiado, es una aportación más a una causa que creemos que hay que seguir revisando porque el silencio durante todos estos años hay que levantarlo”.

Y es que, destaca Espa que “estoy comprometida con este tema, porque yo parto desde mi interés y experiencia personal, ya que a mi abuelo lo fusilaron en Las Mártires con 36 años”.

“Con la intención de conciliar y de reconciliar” se presenta una visión diferente de “experiencias infantiles de un momento bélico, sin bandos”, donde Espa da voz a las niñas, “a personas que no han sido protagonistas de la historia”, “lo que se llama un ejercicio de intrahistoria”, puntualiza, y explica que “saca a relucir las batallitas de la abuela, en lugar de las del abuelo”.

La directora hace hincapié en que esa mirada femenina, que también está en la retaguardia del documental, “son voces de los dos bandos porque se narra desde no sé muy bien qué estaba pasando”.

Por otro lado, advierte que no es un documental dramático, a pesar de que todas ellas tiene consecuencias, “o bien porque pasaron hambre o porque las separaron de sus padres durante algún tiempo”, porque “lo recuerdan sin mucho drama, incluso con humor en algunas cosas”, apunta Espa, quien además considera que “si todas estas señoras se han hecho tan mayores, con tan buen carácter, es porque ya eran personas optimistas, sin rencores”. 

Etiquetas