Cultura

obituario

Fallece Juan José de Mur, el gran recopilador de la música tradicional altoaragonesa

El funeral por el alma del religioso y compositor tendrá lugar este martes a las 11 horas en la Catedral de Huesca

Juan José de Mur, en 2012.
Juan José de Mur, en 2012.
D.A.

HUESCA.- El talento de Juan José de Mur se apagó el pasado domingo en Huesca, tras una vida dedicada en cuerpo y alma al folclore y la religión.

Durante sus 91 años de vida, el sobrarbense compuso alrededor de mil canciones populares, que fueron incluidas en tres de los cancioneros más importantes de la provincia.

Esta gran labor le llevó a convertirse en académico de Honor de la Academia de las Artes y el Folclore de Aragón y a inspirar a grupos como La Bullonera, Olga y los Ministriles y Biella Nuei.

La capilla ardiente estará instalada, a partir de esta tarde, en el Tanatorio de Huesca (calle Fraga, 11). El funeral se celebrará mañana martes, 14 de septiembre, a las 11 horas, en la Santa Iglesia Catedral de Huesca, donde ejerció de maestro de la capilla durante casi 50 años.

Biografía

Como informa la Diócesis de Huesca en una nota, Juan José de Mur Bernad nació el 25 de agosto de 1930 en Bielsa y fue ordenado sacerdote por Segundo García, en Barbastro, el 26 de julio de 1955.

Durante toda su trayectoria, el religioso ocupó diversos cargos, tanto en la Diócesis de Barbastro como en la de Huesca.

Además, en 1983 fue nombrado canónigo numerario de la Catedral oscense y, entre otras responsabilidades, fue maestro de la capilla del templo, de 1962 a 2010.

En su vida profesional como músico, Juan José de Mur publicó diversos libros relacionados con el ámbito de la música regional popular y religiosa.

Fue el autor del Catálogo del Archivo de Música de la Catedral de Huesca, que reúne unas 50 obras religiosas, entre misas, completas y misereres, que interpretó en la Catedral de Huesca.

En 1970 editó el Cancionero Altoaragonés, que contenía un centenar de cantos, mientras que en 1986 dio a conocer el Cancionero popular de la provincia de Huesca, compuesto por unas 580 canciones.

En cuanto a sus composiciones, en 1994 presentó el Oratorio a la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo y Sinfonía Altoaragonesa.

El creador también estrenó la Suite Altoaragonesa y la Missa in honorem Sancti Laurenti, en agosto de 1997.

En 1999, se interpretaron las Completas y el Te Deum laudamus. En 2000, La Pasión de Cristo según San Mateo; dos años más tarde, la Segunda Misa a San Lorenzo para coro a cuatro voces mixtas, solistas y orquesta. Y en 2006, La Ascensión del Señor.

Reconocimientos

Juan José de Mur obtuvo varios reconocimientos en vida, convirtiéndose en académico de Bellas Artes de la Real Academia de San Fernando de Madrid, en la rama de Musicología, el 2 de junio de 2014.

En 2019, el religioso también fue nombrado académico de Honor de la Academia de las Artes y el Folclore de Aragón. Además, el Instituto de Estudios Altoaragoneses le entregó la Medalla Jinete Ibérico en 2018.

Inspiración para los músicos aragoneses

Los cancioneros de Juan José de Mur inspiraron a varios músicos aragoneses dedicados a la música tradicional, como fue el caso de La Bullonera, Hato de Foces, Cierzo, La Orquestina del Fabirol o Biella Nuei.

Más recientemente, el grupo oscense Olga y los Ministriles le dedicó al completo su disco Homenajje a Juan José de Mur (2018).

Muchos de estos músicos lloran este lunes el fallecimiento de esta polifacética y prolífica figura altoaragonesa, que por siempre será considerado como el gran recopilador de la música tradicional altoaragonesa.

Etiquetas