Cultura

filosofía

Daniel Innerarity: “Cada vez nos odiamos más pero ese odio no conduce a la violencia”

El filósofo desvela esta tarde, en Huesca, por qué es, o no, preocupante la polarización

Daniel Innerarity.
Daniel Innerarity.
S. E.

El catedrático de Filosofía de la Universidad del País Vasco, Daniel Innerarity, desvelará esta tarde, a partir de las 20 horas, en el Teatro Olimpia de Huesca, Por qué no hay que preocuparse (Demasiado) por la polarización.

Una charla, enmarcada en las actividades organizadas para este otoño en la Sede Pirineos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), en la que estará acompañado por el economista Nacho Celaya y la coordinadora del este ciclo sobre La mala polarización, Carmen Lumbierres, politóloga y profesora de Ciencias Políticas de la UNED.

En este asunto, Innerarity pone sobre la mesa la balanza de la importancia de la polarización. Y explica que “vemos cada día, más polarización, es decir, mayor tendencia hacia los extremos y cierta desaparición de las posturas moderadas” y es que, insiste, “parece que los liderazgos más rentables son los más divisivos”.

El filósofo defiende la idea de que “en las democracias más consolidadas, cada vez nos odiamos más pero ese odio no conduce a la violencia, comparado con otros países del mundo donde hay pura violencia”.

Así aclara por qué motivo no debemos preocuparnos, demasiado, por ello. Y es que en su opinión, ha avanzado a este periódico, “esta polarización no debemos interpretarla como el preludio de una guerra civil ni como una situación de violencia potencial”.

Pero, puntualiza, “sí tiene muy graves consecuencias en la democracia porque impide a las sociedades democráticas abordar grandes transformaciones para las que se requeriría una mayoría amplia”. Un gran ejemplo actual es la renovación de los órganos judiciales, pero “hay otras más relevantes todavía que son las grandes transformaciones a las que Europa nos está convocando con la línea de los fondos de recuperación que son la transformación digital, la ecológica y la de igualdad”.

Advierte que “para hacerlas bien” se requiere mayor implicación de todos los sectores de la sociedad. “Lo que pasa es que la capacidad de pactar es muy limitada”, comenta Innerarity.

La cita es con entrada libre hasta completar el aforo.

Etiquetas