Cultura

EVENTO

Los críticos de arte aragoneses premian a Enate, la Uned de Barbastro y Encuentra

La Asociación ha entregado por primera vez sus galardones en un acto celebrado en las instalaciones de la bodega en Salas Bajas

Fotografía de familia de todos los galardonados.
Fotografía de familia de todos los galardonados.
Á.H.

La Asociación Aragonesa de Críticos de Arte (AACA) ha elegido los espacios de Bodega Enate para la entrega, por primera vez, de los galardones del año 2020. El evento se ha celebrado en el salón de actos con asistencia de 52 personas, entre ellas Luis Nozaleda, presidente de bodega, Jorge Gracia, alcalde de Salas Bajas, y Desirée Orús, presidenta de la asociación. Tres de los galardones han recaído en Bodega Enate, Centro asociado de la Uned y el artista Miguel Ángel Encuentra, vecino de Barbastro.

El evento ha reunido a Fernando Torres, alcalde de Barbastro y presidente del Consorcio del Centro de la Uned, Blanca Galindo, concejala de Cultura, María Puértolas, subdirectora del Museo Diocesano, Clara Abós, directora de la Sala Francisco de Goya, y Fernando Estallo y Mario Ronsano entre otros representantes de varios sectores.

El programa A3RTE ha recibido el Premio a la Mejor Labor de Difusión por iniciativa de Bodega Enate en colaboración con Impact Hub con el objetivo de fomentar la cultura y el arte contemporáneo en la sociedad a través de jóvenes artistas y comisarios. Las propuestas expuestas en su sala son de Jorge Isla, Natalia Escudero. Leticia Martínez y Alejandro Azón. Luis Nozaleda recogió el diploma acreditativo.

El Premio al Mejor Espacio expositivo en la Sala Francisco de Goya ha sido para el Centro asociado de la Uned por la labor desde hace 30 años, iniciada por María Jesús Buil (fallecida) en la etapa de Carlos Gómez como director del centro donde se conservan donaciones como la del artista Miguel Mainar, que ha acudido al acto. Fernando Torres, presidente del Consorcio -hasta hace poco Fundación Ramón J. Sender- ha recogido el diploma con Clara Abós, directora de la sala.

Miguel Ángel Encuentra, turolense vecino de Barbastro, ha sido acreedor del Gran Premio al más destacado artista aragonés contemporáneo por su exposición Negro esperanza que presentó en el Museo de Teruel. En este sentido, se reconoció su larga trayectoria desde los años 70 y en especial, el proyecto expositivo en el que ha trabajado más de dos años que incluye un mural de 21 metros y 15 pinturas.

En el mismo acto se han entregado el Premio al artista aragonés menor de 35 años que haya destacado por su trayectoria para Susana Modrego. Premio a la Mejor Publicación sobre arte contemporáneo de autor o tema aragonés para la revista El Ojo Vaciado, que recogieron sus directores Sergio Abraín y Antonio de Clemente. Premio Especial Ángel Azpeitia para la Exposición Estudio cañada que pudo verse en el Centro de Historias de Zaragoza con trayectoria del gran pintor Alejandro Cañada.

“Divulgar el arte nos gusta”

Luis Nozaleda, presidente de Enate, ha señalado que la entrega del premio es el reconocimiento “a la labor artística vinculada a la bodega con becas a autores y nuestra contribución a jóvenes no profesionales. Es una suerte tener la posibilidad de colaborar en la divulgación del arte, hacemos lo que nos gusta desde que se fundó Bodega Enate. Al final es un cúmulo de satisfacciones, este año con el valor añadido de la buena vendimia en la campaña con uva de gran calidad”.

"Es una suerte tener la posibilidad de colaborar en la divulgación del arte, hacemos lo que nos gusta desde que se fundó Bodega Enate"

Fernando Torres ha destacado la trayectoria de 30 años de la Sala Francisco de Goya y el legado artístico que lleva consigo la gran colección de obras en propiedad distribuidas por las instalaciones. “El Centro es referente importante por la tarea universitaria, el arte y la cultura. El premio que he recogido es un homenaje a quienes han hecho posible esta trayectoria y recuerdo dos artífices, Carlos Gómez y María Jesús Buil con apoyo de los patronos y los trabajadores que han pasado en tres décadas”.

Miguel Ángel Encuentra se ha referido a la obra acreditativa del premio como “una gran tarea de investigación que ha llevado consigo procedimientos técnicos. Se agradece porque ha sido una sorpresa ya que la exposición Negro esperanza ha sido un paso importante. Me gustaría exponerla en Barbastro, pero es imposible porque no hay espacios para este tamaño y se trabaja para que se pueda instalar en Zaragoza o en Madrid si despierta interés”. 

Etiquetas