Cultura

COMUNICACIÓN

Amenábar reivindica la cultura española en su primera serie

"La Fortuna" está protagonizada por Álvaro Mel, Stanley Tucci y Ana Polvorosa

La fortuna es la primera serie de Alejandro Amenábar.
La fortuna es la primera serie de Alejandro Amenábar.
Movistar+

En su debut en el mundo de las series, La Fortuna, Alejandro Amenábar convierte a funcionarios españoles del Ministerio de Cultura en héroes al más puro estilo Spielberg. “Se puede ver un sentido patriótico en la serie, en el buen sentido”, ha dicho este viernes en rueda de prensa en San Sebastián.

Los seis capítulos de La Fortuna, basada en la versión del caso Odyssey que dio Paco Roca en el cómic El tesoro del cisne negro, se han proyectado este viernes, fuera de concurso, en la penúltima jornada del festival de cine donostiarra y llegarán a Movistar+ el 30 de septiembre.

Amenábar reconstruye el litigio que, entre 2007 y 2012, enfrentó al Gobierno con una empresa cazatesoros estadounidense por el tesoro de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804 por los ingleses en el Atlántico, una fortuna valorada en 500 millones de dólares.

El ganador de un Oscar por Mar adentro (2005) la define como una serie de entretenimiento genuino, con un estilo inspirado en las películas que vio de pequeño de Spielberg, Robert Zemeckis o James Cameron.

Amenábar recrea los dos mundos, el estadounidense y el español, con sus luces y sombras. “Quería dar pinceladas sobre las dos culturas, en el caso español los héroes son funcionarios porque quería mostrar cómo a veces gente anónima, desde las instituciones, lucha por lo correcto y las cosas al final salen bien, pone en valor a la gente que hace las cosas bien”.

El protagonista es un diplomático, Alex Ventura (Álvaro Mel), que se encuentra de bruces con el caso Odyssey en su primer destino, el Ministerio de Cultura, y se alía con Lucía (Ana Polvorosa), una funcionaria, para pelear por el caso.

En la parte americana del reparto destacan Stanley Tucci como Frank Wild, el cazador de tesoros; Clarke Peters como Jonas Pierce, el abogado que representa a España, y T’Nia Miller como Susan, la asistente de Wild.

Amenábar explicó que en el caso de la pareja protagonista ha añadido un elemento de oposición ideológica entre ellos que no estaba en el cómic, de modo que él responde al perfil más conservador y ella más “progre”, para reforzar la idea de mezcla.

“Creo en la mezcla, no es bueno que estemos cada uno atrincherados en nuestra burbuja y me apetecían dos personajes que se enamoran con ideas políticas opuestas, ya que es algo que vemos que ocurre en la vida real”, indicó.

En cuanto al “pirata” Frank Wild, ha insistido en que se trataba de crear un personaje ambiguo. “Es reposado, educado, con carisma y se gana la confianza de quien tiene delante”, dijo el director, aunque es un personaje que defiende el interés individual sin ambages por encima del bien común que representa el abogado Pierce.

Stanley Tucci, uno de los actores secundarios más prolíficos del cine estadounidense, ha asegurado que ese dilema es una cuestión global desde el descubrimiento del capitalismo.

“Es evidente que hoy las cosas están mas extremas que nunca, pero es un fenómeno global, no solo estadounidense; hace cuatro años vimos hacia dónde iba América, pero por suerte con esta administración estamos tomando otra dirección mas inclusiva y saludable”, ha comentado.

Etiquetas