Cultura

entrevista

“Es un espectáculo divertido, fresco, con muy buen rollo”

Asun Noales, actriz y coreógrafa presenta esta noche, a las 22 horas, en la plaza Luis López Allué de Huesca su último espectáculo, ‘La Banda’

Asun Noales.
Asun Noales.
S.E.

La licenciada en Coreografía y Técnicas de la Interpretación Asun Noales presenta este martes en la capital altoaragonesa la nueva obra que dirige, La Banda, una pieza de danza y circo, que es además el primer espectáculo de calle que estrena la Compañía OtraDanza. La cita que se enmarca en el programa de la trigésimo quinta Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca es esta noche, a las 22 horas, en la plaza Luis López Allué.

Noales pone en escena una obra que rompe moldes, “en la que -según su directora- se muestra la relación entre cinco personajes variopintos y versátiles que, a pesar de sus diferencias, se entienden y complementan a la perfección”.

Es una metáfora que defiende el trabajo en equipo. En este sentido, Noales subraya que “reivindica la necesidad de dialogar, compartir y comunicarnos desde la parte en la cual confluyen las personas, y no desde lo que nos diferencia y nos aparta, sino desde dónde nos podemos ayudar y divertir”. “Y ahí entra por supuesto el humor”, sentencia la coreógrafa.

En palabras de la propia directora a este periódico, “es un espectáculo divertido, fresco, con muy buen rollo, que te deja con una sonrisa desde el inicio de la obra y una sensación muy disfrutona en el cuerpo cuando termina”.

Noales: "La obra viaja de la danza contemporánea al nuevo circo, es un espectáculo divertido, fresco y con muy buen rollo"

Pero, además, La Banda brilla por la técnica empleada ya que “la obra viaja de la danza contemporánea al nuevo circo. La versatilidad y procedencia de los intérpretes nos permite utilizar un amplio abanico de técnicas de danza contemporánea, danza urbana, danza acrobática en suelo, técnicas de circo como malabares y en la interpretación viajamos desde el mimo, gags de clown y técnicas de voz como beatvox”.

Esa decisión de llegar con la danza al circo fue una insistencia de Noales, apunta, y advierte que “después de la pandemia el tema de la muerte estaba muy presente en mis últimas piezas y quería salir de ahí. Necesitaba jugar, aire fresco y un nuevo reto”.

Así subraya que “sobre todo tenía muchas ganas de unir circo y danza, me apetecía muchísimo explorar la fusión entre ambas disciplinas”.

En este aspecto, relata la directora, “cuando pensaba en acercarme al circo, siempre estaban presentes en mi cabeza esas pelis cómicas de cine mudo con los grandes de Harold Lloyd y Charles Chaplin a la cabeza”. “Y por ese camino hemos ido viajando”, desvela.

Sobre este proyecto, la primera obra que dirige Noales para hacerse a cielo abierto, la coreógrafa manifiesta que “ha supuesto un salto a otro formato menos familiar para mi” porque, aclara, “sabemos que la calle no es un teatro y que, en espacios abiertos, la atención se puede perder con mayor facilidad, además el público es más variado, por todo ello, el ritmo de la obra, su expresividad y su conexión con el público es fundamental y ha sido una premisa desde el inicio de la creación”.

Etiquetas