Cultura

entrevista

Tomás Pozzi: “Es una historia que habla sobre las distintas formas de amor”

El actor protagoniza este jueves (23 horas) en el Manuel Benito Moliner ‘Querido capricho’

Tomás Pozzi en ‘Querido capricho’.
Tomás Pozzi en ‘Querido capricho’.
S.E.

El reconocido actor argentino Tomás Pozzi presenta esta noche, a las 23 horas, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de la capital altoaragonesa, Querido capricho, de la compañía Malala Producciones-CDN. Un espectáculo que pone el broche final a la programación de la XXXV edición de la Feria Internacional de Teatro y Danza que se celebra esta semana en Huesca.

Pozzi, bajo la dirección de Tomás Cabané, protagoniza en solitario este monólogo en el que se interpreta a sí mismo y a Amanda para invitar a reflexionar sobre el amor. Porque como él mismo explica a este periódico “es una historia que habla sobre las distintas formas de amor, partiendo de una mujer encerrada en su cuarto esperando a que un chico veinte años más joven la llame porque ella sigue creyendo en la palabra que él le dio de que la iba a volver a llamar”. “Y a partir de ese encierro -comenta Pozzi- empieza a reflexionar sobre la convención que hay entorno el amor romántico y otras cosas, pero no tiene que ver ni con una edad concreta ni con un género”.

En este sentido, revela que “las veces que hemos hecho la función, la gente nos transmite que se siente reflejada”. Y ese es precisamente el objetivo marcado por la compañía, porque, como indica el actor, “nos propusimos con el director que fuera algo universal, además de hacer un espectáculo donde se me pudiera ver de otra manera, algo que no hubiera hecho antes”. Por ese motivo, se presenta como un reto “donde lo que más vértigo me da son las ganas y la responsabilidad de que la gente vea algo distinto a lo que está acostumbrada. Además yo creo que aunque es un desgaste enorme estar solo en el escenario el motor que me mueve es que la gente pueda redescubrirme de otra manera porque a los actores y actrices nos suelen encasillar”, apunta Pozzi.

“Tengo muchas ganas de salir a contar esta historia”, subraya el actor a pesar de que confiesa que le da algo de temor enfrentarse a un público nuevo. “Me encanta porque es un vértigo lindo”, agradece y se muestra ilusionado por la participación en la feria oscense y hace hincapié en que “cada vez que podemos volver a mostrar la obra es como una fiesta porque permite enseñar qué tipo de teatro queremos”. 

Etiquetas