Cultura

35 feria internacional de teatro y danza

Relaciones fraternales y amorosas para despedir la Feria

Huesca vive su última jornada entre producciones teatrales, circo y un proyecto inclusivo e intergeneracional

Fundació Teatre Principal de Palma presentó Baalconing.
Fundació Teatre Principal de Palma presentó Baalconing.
Pablo Segura

La Feria Internacional de Teatro y Danza vivirá este jueves su última jornada, tras tres días en los que profesionales y los oscenses han tenido la oportunidad de disfrutar de espectáculos en los que lo contemporáneo y la mezcla de disciplinas artísticas han sorprendido al público.

La cita matinal está dirigida a programadores, distribuidos, etcétera, con un programa que contará con Iria Producciones-CDN-El silencio teatro, que presentarán La panadera. Además actuarán Imaquinaria, con Azul como una naranja y Gandini Juggling & José Triguero Circus Artistic con Gibbon.

La tarde se abre a la ciudad y lo hace desde las 16:45 horas. En la sala polivalente del Palacio de Congresos, Jaime Ocaña y Belladona Teatro animarán la sobremesa con Confesiones de una vedette furibunda, un relato incendiario y enloquecido de La Vero, orgullosa descendiente de la tradición del Teatro chino de Manolita Chen y de un posmodernismo rabiosamente esperpéntico.

La compañía suiza Baccalà subió a las tablas del Olimpia Oh Oh.
La compañía suiza Baccalà subió a las tablas del Olimpia Oh Oh.
Pablo Segura

Sin dejar el Palacio, pero cambiando de escenario, la Compañía Vero Cendoya estará en el Auditorio Carlos Saura, a las 18:15 horas, con Bogumer (o hijos de Lunacharski), un proyecto de danza-teatro creado y dirigido por Verónica Cendoya con dramaturgia de Israel Solà, de La Calòrica. Se trata de un espectáculo inclusivo e intergeneracional donde cinco miembros de la compañía trabajan junto con dos intérpretes con diversidad funcional.

La siguiente cita será a las 20:00 horas en el Olimpia con Teatro del Temple y Los hermanos Machado. Antonio Machado ya cantaba a las dos Españas antes de sufrirlas. Paradigma de amante del país, siempre quiso mejorar esta tierra y empujó por ello una República en la que creía. Estuvo con ella desde el minuto uno y la defendió hasta el final frente a quienes la abandonaban en una guerra fratricida.

Al otro lado de la trinchera, su hermano mayor, Manuel, aquel que le condujo en sus primeros pasos poéticos y vitales, aquel a quien siempre pudo recurrir, estaba ahora en Burgos, del lado de los sublevados, diciendo que no había dos Españas sino una, grande y acaudillada España.

Pocas familias literarias ejemplifican el desgarro que provoca una Guerra Civil como la de los Machado. Durante tres años, los hermanos, que se sabían en bandos opuestos, no quisieron criticarse, pero tampoco se hablaron. Y cuando Manuel quiso encontrarse con Antonio, el diálogo ya no era posible. El Temple pone el teatro que les permita ese encuentro que no pudieron tener.

La siguiente parada de la programación nocturna de la Feria volverá a ser al aire libre, en la plaza López Allué a las 22:00 horas. Kolectivo Kónica presentará La punta de mi nariz, una vuelta a los orígenes para reconstruir una memoria común. Seis cuerpos en juego y seis mundos. Portes acrobáticos y canto como oportunidad para deformarlo todo e invitar al público a conocer sus peculiaridades muy de cerca.

El telón lo bajará Malala Producciones con Querido capricho, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner a las 23:00 horas. Enamorarse de un hombre veinte años menor y encerrarse en una habitación a esperar su llamada puede parecer una salvajada. Esto puede convertirse en una vieja estampa de amor o en un punto de partida para empezar a desmitificarlo. Querido capricho es una historia de ocho encuentros, con mezcla de recuerdos y canciones que se proyectan en una frágil correspondencia. Un salto constante entre el actor y el personaje. Ella se ha cansado de esperar y ya no cree en el amor como lo hacía antes, ahora lo ve como un simple capricho.

Etiquetas