Cultura

LA ENTREVISTA

Javier Lasarte forma parte de la reserva de músicos de la Filarmónica de Viena  

El joven trompetista  señala la importancia que ha tenido para él la Banda de la Asociación Cultural Gradense 

Javier Lasarte
Javier Lasarte
E.F.

El trompetista grausino Javier Lasarte forma parte, desde el 28 de septiembre, de la reserva de músicos de la Filarmónica de Viena. Fue seleccionado por vídeo entre candidatos de todo el mundo y, ya presencialmente, pasó a la fase final tocando en la sala dorada de la Musikverein de Viena, consolidando su fulgurante ascenso internacional. “Estoy muy ilusionado porque que de la Filarmónica de Viena escuchen mi vídeo y me inviten para hacer la prueba fue un logro, pero pasar a la final es mucho”, confiesa el virtuoso grausino tan emocionado como satisfecho al quedar entre los cuatro finalistas que entran en la reserva de la prestigiosa formación austriaca.

Lasarte se topó en las redes con el anuncio de una plaza de academista para la Filarmónica de Viena, mientras estaba de gira en Austria con la Joven Orquesta de la Unión Europea (EUYO), donde ha sido seleccionado los dos últimos años. “Había que grabar un vídeo y enviarlo y aproveché los descansos de la gira y lo hice”.

Aunque el nivel de exigencia de la EUYO es muy alto, Lasarte apuró cada minuto para preparar la cita en Viena. “Desde que me invitaron empecé a prepararme y estudiar lo que me pedían con toda la ilusión del mundo. Entretanto, me invitaron otra vez a la EUYO a otra gira, en esta ocasión a Italia dos semanas a principios de septiembre. Estaba con la orquesta y preparando la prueba”, relata recordando unos días muy intensos.

La gira de la EUYO se cerró en Venecia, “con un concierto muy bonito”, en puertas de la audición en Viena. “Regresé a España y me quedaban tres días para preparar el examen con mi profesor en la Brass Academy Alicante antes de volar la víspera a Viena”. “No me creía el correo cuando lo leía al principio. No había estado nunca en Viena y, de repente, estoy en la sala dorada de la Musikverein con los académicos y otros 21 aspirantes, sobre todo de Alemania y Austria. Yo era el único español”.

El orden se decidió por sorteo en la primera fase y en la final. “Toqué y me sentí muy a gusto. Creo que nunca había tocado tan bien en una prueba, pese al lugar y al contexto, no sentí mucha presión. Al terminar, me incluyeron en el grupo de 5 seleccionados que pasamos a la final. Allí toqué segundo y lo hice bastante bien, pero no tanto como la primera ronda. Al verme a un paso, sí que me pesó”, explica. “Seleccionaron un ganador y a los otros cuatro nos dijeron que harían una lista de reservas, una bolsa y que, cuando necesitaran gente, nos llamarían”.

A la espera de ser requerido en Viena, Lasarte optará de nuevo esta temporada a la EUYO. Mientras, completado su título superior de Trompeta en Alicante, cursará un Máster de Interpretación en Ámsterdam. “Es una ciudad que me gusta, hay buenos profesores y el conservatorio tiene nombre en Europa”. Si hay suerte, de visita a la familia, se le podrá ver en Graus con la Banda de la AC Gradense, donde empezó antes de ir al conservatorio de Monzón. “Para mí la banda ha sido todo. Empecé de niño allí, qué menos que tocar con ellos”, indica con humildad y agradecimiento en pleno salto internacional. 

Etiquetas