Cultura

obituario

Muere Serafín Boix, el más heterodoxo de los artistas oscenses

El creador, que ha fallecido a los 66 años en Santiago de Compostela, será despedido este sábado por sus familiares y amigos

Serafín Boix, en 2014, durante la inauguración de la exposición 'Éxodo'.
Serafín Boix, en 2014, durante la inauguración de la exposición 'Éxodo'.
Pablo Segura

HUESCA.- Serafín Boix, el más heterodoxo de los artistas oscenses, falleció el pasado martes a los 66 años en Santiago de Compostela.

Sus familiares y amigos le despedirán este sábado, a las 11 horas, en una misa que se celebrará en la parroquia de San Pedro el Viejo; y a las 12 horas, con un acto “in memoriam” en el exterior del Museo.

Nacido en Huesca en 1955, el artista multidisciplinar siempre fue un alma libre, algo que plasmó en sus obras, todas ellas personales e inclasificables.

Una de sus exposiciones más recordadas se pudo ver en el antiguo local de Afoto -calle Padre Huesca-, a las que siguieron otras dos en La Estrella y en La Carbonería de la añorada María Jesús Buil, además de en un local que esta tenía en la plaza de los Fueros.

Serafín Boix, en su juventud.
Serafín Boix, en su juventud.
S.E.

Sin duda, su muestra más especial -y la última- fue Éxodo, una antológica que deleitó a los espectadores en el antiguo Centro Cultural del Matadero.

Después de trasladarse en 2007 a Galicia, Boix regresó momentáneamente a Huesca en 2014 para inaugurar esta exposición, que fue recibida con entusiasmo por parte del público.

Pero no solo los espectadores mostraron su respeto hacia el artista, sino que las figuras más destacadas de la cultura oscense participaron en un catálogo-homenaje al creador.

Javier Carnicer, Juanín Giménez, Julio Tudela, Javier Aquilué, mm, Manolo Calvo, Antonio Santos, Enrique Torrijos Javier Martín-Retortillo, Luis Lles y Maca Herce escribieron unos textos sobre su obra y la exposición, que fue comisariada por Jesús Benito (Nicolás Sánchez) y Ana Mora, y que también provocó un video de Orencio Boix, su sobrino.

Isidro Ferrer, Premio Nacional de Diseño en 2002 y Premio Nacional de Ilustración en 2006, creó el catálogo debido a la admiración y el cariño que sentía por Boix.

“Serafín es un hombre que se mueve en el mundo del arte sin intenciones artísticas, y tiene un potencial y una capacidad expresiva única, que no tiene límites. Su arte es inclasificable, y estar dentro y ser partícipe de algo suyo es un estímulo y un placer enorme”, dijo Ferrer en una entrevista con DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Una de las obras del creador.
Una de las obras del creador.
S.E.

Luis Lles también ha recogido este jueves el sentir del mundo de la cultura local, definiendo a Boix como “un verso suelto” y “el más heterodoxo de los artistas oscenses”.

Serafín residía desde hacía catorce años en Galicia, concretamente, en las aldeas de Merza y Fontao, donde ha pasado sus últimos meses como siempre ha vivido; libre, humilde y feliz.

Etiquetas