Cultura

PINTURA

Una nueva acuarela de Carderera completa su colección en el Museo de Huesca

La imagen de ‘Doña Sancha de Castilla’, fundadora del Monasterio de Sijena, ha sido donada por los herederos del artista oscense

Acuarela de Doña Sancha de Castilla.
Acuarela de Doña Sancha de Castilla.
R.G.

El Museo de Huesca incorpora a su colección un retrato de Doña Sancha de Castilla del artista oscense Valentín Carderera, donado por la familia descendiente del erudito. Una obra que, pese a su pequeño tamaño, tiene un gran valor por su cuidada ejecución y su caracter excepcional al mostrar un retrato perdido.

Esta obra, que formó parte de una exposición realizada en la Biblioteca Nacional dedicada al coleccionista y bibliófilo oscense, ha sido presentada este jueves en el Museo de Huesca en un acto en el que han estado presentes varios miembros de la familia Carderera de Diego, donantes de la obra, acompañados por el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea y del director de la galería provincial, Fernando Sarría.

La acuarela que es una representación de la reina Sancha, esposa de Alfonso II de Aragón y fundadora del Real Monaterio de Santa María de Sijena, es un retrato de cuerpo entero sobre papel en que se le ve ataviada con el hábito sanjuanista pero con corona sobre la cabeza con lo que muestra su doble condición de priora y reina, ha dicho Sarría.

El director del Museo de Huesca ha explicado que la acuarela pasa a formar parte de un espacio monográfico dedicado al artista oscense destacando así la figura de Carderera, ampliamente ligada a esta galería desde sus inicios “por su papel como impulsor del mismo”. Sarría ha recordado que Carderera “fue un cronista de la situación de los momentos convulsos de los procesos desamortizadores en Aragón porque, gracias a sus dibujos, conocemos determinados edificios y decoraciones de edificios que de otra manera no tendríamos ninguna noticia”.

Y ha advertido que “esta obra pertenece a esa crónica que llevaba a cabo a través de sus dibujos porque es una copia que realiza en uno de sus dos viajes documentados, al Monasterio de Sijena, sobre la decoración que ornaba en la Sala Capitular”. Explicó el director del museo que allí se encontraba una pareja de retratos, el de doña Sancha y el de su hija la princesa Dulce, ambas sanjuanistas y ambas inhumadas en el Monaterio, de comienzos del siglo XVII, regalo de la madre de unas novicias que profesaron en la Orden Sanjuanista. “Se trata de una copia fidedigna de ese retrato que representa a la reina Sancha” apuntó Sarría, quien ha asegurado que “lo sabemos porque existen testimonios gráficos como una fotografía de Ramón Compairé de 1930”. En este aspecto, ha resaltado la importancia de esta obra porque “es el único testimonio que existe de esta pieza ya que cuando en el año 2017 regresa, de manera forzosa, el retrato de la infanta Dulce del museo de Lérida se decidió que se ubicase en el lugar original pero del otro retrato no hay noticias, por lo que nos tememos que fue destruido en el incendio intencionado en la Guerra Civil”. Por ese motivo, ha hecho hincapié en “el gran simbolismo e importancia de la acuarela para la historia del Monasterio de Sijena como único testimonio de algo perdido”.

Por su parte, Lucea ha subrayado que se trataba de un momento importante para Aragón porque “se acrecienta con este acto, lleno de generosidad y confianza por parte de esta familia, el enriquecimiento para la colección del Museo, una colección ligada desde su inicio a la figura de Valentín Carderera” a quien ha calificado como “gran defensor del patrimonio cultural aragonés, que desde finales del siglo XIX luchó por rescatar obras del patrimonio cultural que se estaban viendo afectadas por el proceso desamortizador y una figura importatísima para el impulso de este museo a través de la comisión de patrimonio de aquel momento”.

El Museo de Huesca cuenta con una nueva obra de Valentín Carderera.
El Museo de Huesca cuenta con una nueva obra de Valentín Carderera.
P.M.

De este modo, ha dicho que “viene a continuar una línea de trabajo coherente por parte de la dirección de este museo que, hace no mucho, adquirió varias pinturas del artista que contribuyen, de manera especial, a dar a conocer el patrimonio pictórico, arquitectónico y cultural aragonés que, en muchas ocasiones, se ha perdido por el paso del tiempo o por los avatares históricos”.

Además, el director general de Cultura del Gobierno de Aragón ha comentado que “en un año y medio, aproximadamente, se celebrará el 150 aniversario del nacimiento de este museo con lo que se trabaja en esa línea de puesta en valor del trabajo de Carderara para que se vea expuesto con todo el brillo de esa vocación del artista por poner en valor el patrimonio aragonés y que lo puedan conocer y valorar todos los aragoneses”.

Por su parte, la familia heredera del artista, actualmente en Madrid, se ha mostrado encantada con que la obra estuviese en el Museo de Huesca mostrando su predisposición a continuar con ese vínculo.

Etiquetas