Cultura

LA ENTREVISTA

Gemma Grau: “Tenemos una idea preconcebida de lo que fue la Guerra Civil”

La investigadora presenta la obra titulada Sariñena en guerra, el primer libro sobre la Guerra Civil en la capital de Los Monegros

Gemma Grau.
Gemma Grau.
M.B.

La investigadora Gemma Grau estaba nerviosa y expectante ante la presentación del libro Sariñena en Guerra: “Es como un examen, pero ante tu pueblo”, señaló antes del acto, en el Cine Teatro El Molino.

La primera pregunta se dirige al diseño de la portada, basado en las Jornadas Sariñena en Guerra, celebradas en 2018: “La ha realizado Óscar Ribote, diseñador gráfico, y me encanta por su colorido -puesto que parece que hablar de guerra debería ser algo gris-, por la figura del avión, el puente destruido y porque la portada sí que es un elemento importante”, explicó Grau, quien, tras cinco años de trabajo, presenta la monografía de la mano de Sariñena Editorial y con la colaboración del Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras de Aragón.

“Tenemos una idea preconcebida de lo que fue la Guerra Civil, con el testimonio de los que vencieron”, y este libro es “una investigación de los hechos y de personas, que gracias a la prensa extranjera y a los archivos militares, catalanes y aragoneses, entre otros, he podido averiguar para escribirlo”, dijo.

A lo largo de casi 200 páginas, la obra desgrana el contexto del periodo republicano previo, el estallido del conflicto y los meses comprendidos entre el verano de 1936 y marzo de 1938, momento en que se rompe el frente. “Cuando llegaban a la estación miles de militares y material desde Cataluña, así como la gran importancia que tuvo el aeródromo”, contó Grau, quien además destacó “el hospital y la presencia de militares por las calles, como bien narran las personas que todavía viven y que eran niños entonces; rememoran las chaquetas y botas de cuero que llevaban, algo que les impresionaba”. Fue en abril de 1937 cuando Sariñena fue bombardeado. “Desaparecieron el 80 % de las casas, dinamitaron los dos puentes y Sariñena quedo destrozada”, expuso la autora.

Durante veinte meses, Sariñena acogió el principal aeródromo del Aragón republicano, servicios médicos y hospitalarios, el Cuartel General del XI Cuerpo de Ejército, la subsede del Servicio de Bibliotecas del Frente y otras infraestructuras, “convirtiéndose en un punto neurálgico de la retaguardia, visitado frecuentemente por periodistas y corresponsales de guerra y por responsables políticos y militares”.

Asimismo, analiza los hechos acaecidos con especial atención al papel desempeñado por muchos de sus vecinos, “enfermeras voluntarias, cargos del Comité Revolucionario y del Consejo Municipal, exiliados, colaboradores de la Resistencia francesa...”, detalló Grau, que realiza una breve reseña de los once sariñenenses internados en campos de exterminio nazis. El trabajo culmina con un listado de más de 400 vecinos represaliados en la posguerra.

El texto también contiene, además de fotografías inéditas de archivos públicos y privados, testimonios de los propios vecinos, y documentación hasta ahora desconocida, para ayudar a comprender un periodo mitificado y lleno de sombras. 

Etiquetas