Cultura

Philippe Guillén: “Llamó mi atención una postal en la que reconocí la foto de Aínsa”

El dibujante y archivero francés publica Un republicano español: Muerto a los 20 años.

Philippe Guillén.
Philippe Guillén.
S. E.

El dibujante, historiador y archivero francés Philippe Guillén, de ascendencia española, publica el cómic Un republicano español: Muerto a los 20 años (Alda Talent).

Se trata de un libro que narra la historia real del teniente José Asín, miembro de la 43ª División durante la Guerra Civil Española que murió de tifus a los veinte años en un campo de refugiados francés.

Un relato al que llegó por casualidad. Explica Guillén que “me avisaron de que en un ayuntamiento francés habían localizado una urna electoral con 42 bolsas cerradas con efectos personales dentro, como pintalabios o navajas, y documentos relacionados con españoles que murieron en el campo de concentración de Septfonds para catalogar”. Entre esas pertenencias, localizadas en marzo de 2017, “llamó mi atención una postal en la que reconocí la fotografía de Aínsa y dentro había documentos de Barbastro firmados por el jefe de la 43, Beltrán, en Parzán, documentos del Estado Mayor Republicano y muchas fotografías de jóvenes”. Subraya el autor que “era un resumen de los pocos años de vida del soldado Asín en el ejército republicano”.

Asegura Guillén que “fue muy emocionante” dar con esta urna porque “reconocí muchos sitios que pertenecen también a mi historia familiar, originaria del valle de Chistau”, ya que es descendiente de emigrantes republicanos españoles.

Lo que le motivó a escribir esta historia fue la “desmemoria, tanto por al lado de España, por tantos años de censura y dictadura, como por el lado de Francia porque es una parte negra de su historia, que acogía a personas en campos de concentración y no gusta hablar de ello, pero es importante recordarlo porque por allí pasaron personas humildes, no ideólogos ni políticos”, apunta Guillén.

La idea de trasladar esta dura historia, que, por cierto, se cuenta con humor y guiños a personajes posteriores como Labordeta o Julián Casanova, a un cómic en lugar de una novela es porque, comenta: “Me interesa llegar a más gente, y joven”.

Por otro lado, el cómic incluye una lista de los objetos hallados en esas bolsas “por si las familias quieren reclamarlos”, dice Guillén.

Etiquetas