Cultura

El Balneario de Panticosa, plató de cine de un drama psicológico

La directora y guionista madrileña Estefanía Cortés rueda en varios espacios su ópera prima, ‘Edén’

De izquierda a derecha, Ramón Barea, Charlotte Vega, Estefania Cortés, Marta Nieto e Israel Elejalde.
De izquierda a derecha, Ramón Barea, Charlotte Vega, Estefania Cortés, Marta Nieto e Israel Elejalde.
M. P.

Varios espacios del Balneario de Panticosa se han convertido en escenarios de rodaje de Edén, primer largometraje de la directora y guionista Estefanía Cortés.

La ópera prima de la realizadora madrileña, que cuenta con un reparto de actores compuesto por Charlotte Vega (La Librería), Marta Nieto (Madre), Israel Elejalde (Madres Paralelas) y Ramón Barea (Todos lo saben), es un drama psicológico que aborda la historia emocional de cuatro personajes muy distintos, pero con un objetivo común, acabar con su dolor. “La historia me encontró a mí y la desarrollé, no fue una búsqueda de lo que quería hacer”, explicó ayer Estefanía Cortés en un encuentro con los medios de comunicación.

Eligió este enclave porque tenía una idea concreta del espacio que quería para la película. “No pensé que lo fuera a encontrar, pero buscando localicé este balneario que era exactamente lo que yo tenía en mi cabeza”. Al principio del rodaje estuvieron en Piedrafita y alrededores. “Tenemos el acceso a unos espacios naturales que están muy cerca del set, tan cómodos y tan bonitos que alejarnos mucho no tenía sentido”.

En cuanto a los actores apuntó que es el “mejor elenco que había podido soñar. Tengo muchísima suerte de que quisieran participar en el proyecto. Estoy encantada”.

La actriz Marta Nieto interpreta a Lidia. “Es un personaje un poco imprevisible, tiene mucha intensidad interna y es muy divertido. Acepté el papel porque apoyar a las mujeres valiosas es una de las cosas que quiero hacer en mi profesión”.

Charlotte Vega da vida a Marina, “una chica que lleva tiempo intentando escapar de los fantasmas que le persiguen de un trágico evento y necesita encontrar algo para poner fin a ese sufrimiento”.

Israel Elejalde indicó que su personaje “es muy atormentado, muy introvertido, que no disfruta de estar en el Edén con tres desconocidos”.

Y Ramón Barea en esta historia es Félix, “quien tiene más claro lo que quiere hacer, el que trata de huir pensando que su huida puede favorecer a la gente que ama”.

Durante cinco semanas este rodaje tiene como escenarios principales el Balneario de Panticosa y exteriores del Pirineo Aragonés. “Estamos en la cuarta semana, aún nos quedan unos días por delante. De momento no tenemos fecha de estreno, como muy tarde, pienso que será en otoño del año que viene, depende de cómo se vaya desarrollando el tema festivales, que es lo que tenemos en mente a corto plazo, antes de hacer el estreno en salas comerciales”, concluyó la directora de Edén.

Etiquetas