Cultura

37 FERIA DEL LIBRO DE HUESCA

Entre libros, firmas y presentaciones anda el juego literario

La sala polivalente del Palacio de Congresos acoge desde este jueves al domingo una nueva cita con el sector

Chema Aniés, coordinador de la Feria del Libro de Huesca.
Chema Aniés, coordinador de la Feria del Libro de Huesca.
RAFAEL GOBANTES

En otoño en vez de primavera y en la sala polivalente del Palacio de Congresos en vez de la plaza Luis López Allué, pero con la ilusión y las ganas intactas y aumentadas si cabe por el parón de 2020. La 37 Feria del Libro de Huesca se celebra desde este jueves hasta el domingo 17, ofreciendo a los altoaragoneses un gran escaparate con las últimas novedades editoriales, la presencia de medio centenar de autores que firmarán sus obras, la presentación de una veintena de libros y un buen puñado de actividades paralelas con las que despertar entre los más pequeños el gusto por la lectura.

“Después de no haberla podido hacer en 2020 y tampoco este año en su momento, previmos que en estas fechas la situación sanitaria estaría más controlada y, como también Madrid la había retrasado hasta septiembre, un mes en el que aquí las librerías todavía están muy liadas con el libro de texto, lo dejamos para octubre”, explica Chema Aniés, coordinador de la Feria del Libro, que este 2021 será una cita “de transición que viene a llenar lo que no se ha podido hacer y a mantener esta 37 edición, que debería de ser la 38, pero con la misma ilusión, tratando de retomar la normalidad desde este momento, y pensando ya en la de 2022, que será en primavera y al aire libre, en la plaza del Mercado o en la de Navarra, que son los escenarios que tenemos previstos”.

Para la Feria de este año, Aniés considera que “hemos empezado con buen pie” y lo han hecho de la mano de Isidro Ferrer, autor de un cartel “muy vitalista, muy potente y que refleja muy bien el poder de la literatura”. Reconoce que “nos hacía mucha ilusión que Isidro nos pudiera hacer el cartel, y empezar con él, nos anima”.

Con esa carta de presentación tan atractiva, la encargada de inaugurar esta tarde, a las 18:30 horas, la Feria del Libro de Huesca va a ser Sandra Araguás, “escritora e investigadora y una persona muy querida en el mundo del libro del Alto Aragón, además de muy conocida por todos”, apunta Chema Aniés.

Tras esta invitación a disfrutar de los libros, nada mejor que recorrer las siete librerías de la provincia y las nueve editoriales de la Comunidad Autónoma que participan en la Feria, dieciséis expositores alrededor de los que girarán las dos actividades principales del evento: las firmas de libros, contando con la presencia de 52 autores, y la presentación de veinte libros, entre ellos publicaciones universitarias, ya que el Campus de Huesca contará con una caseta que atenderá el personal de los centros y servicios universitarios de la capital oscense. El compromiso de Universidad de Zaragoza con los Objetivos de Desarrollo Sostenible protagonizará temáticamente los contenidos de la misma, junto a las novedades de las publicaciones universitarias y a una iniciativa de bookcrossingy, una encuesta sobre hábitos de lectura impulsada por sus bibliotecas. El público participante recibirá como regalo sobres de semillas de albahaca procedentes de la Escuela Politécnica Superior de Huesca.

A todo ello hay que sumar las actividades paralelas dirigidas sobre todo a los más pequeños y entre las que se incluye cuentacuentos, talleres de caligrafía, manualidades artísticas..., y las propuestas de las ludotecas, que organizarán cosas para los niños durante los cuatro días. “Se trata de un programa muy similar al que podríamos hacer en otras fechas”.

Precisamente, por ese cambio de fechas, desde el sector están expectantes ante la acogida por parte del público, que la podrá visitar hoy a partir de las 17:00 horas, mientras que mañana, el sábado y el domingo el horario será de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00 horas.

“Vamos con bastante ilusión, pero sabiendo que es una situación completamente nueva para nosotros, y aunque no sabemos cómo funcionará, pinta bien. Muchas ferias del libro se están realizando en estas fechas. En Andalucía y Comunidad Valenciana hay ciudades que como nosotros y debido a la pandemia, las han tenido que retrasar”. Por otra parte, las que se han hecho, como el caso de la de Madrid, “ha sido un poco más floja pero dentro de lo previsto por las previsiones que había de control de aforo y disminución de espacios”.

Con esos parámetros asumidos, lo que los oscenses van a encontrar durante estos cuatro días son todas las novedades editoriales “porque muchas se han anticipado. En el mes de septiembre solían salir unas pocas, y casi todas lo hacían a finales de octubre y noviembre de cara a navidades, pero este año se han adelantado los lanzamientos de casi todas las grandes editoriales coincidiendo con la feria de Madrid, y en las librerías tenemos ya todos estos libros que, además, cuentan con un descuento del 10 %, algo que es interesante y una oportunidad muy buena para comprar estos títulos”. Por eso, la Feria es “una buena ocasión para acercarse y adquirir lo de ahora y lo de Navidad”, y también para “hacerse con la firma de los autores y compartir un rato con ellos. La Feria es un motivo para ojear y mirar todo lo que se está produciendo en el mundo del libro en España”.

Aumento de lectores

Como consecuencia de la pandemia y el confinamiento, el año pasado se incrementó el número de lectores. “El ocio se cerró. No podíamos ir al cine, al teatro, a conciertos..., no podíamos hacer muchas cosas y teníamos más tiempo libre, y eso sirvió para que se recuperase el hábito de lectura. Se han roto tendencias y han aumentado los índices, tanto para los que eran lectores, como para incorporar a otros que estaban esperando el momento de empezar a leer”, afirma Chema Aniés.

Aniés: "El ocio se cerró. No podíamos ir al cine, al teatro, a conciertos y eso sirvió para que se recuperase el hábito de lectura"

Aunque no hay porcentajes de 2020, el coordinador de la Feria reconoce que “las ventas de libros y la lectura, aumentaron bastante el año pasado”. Durante los dos primeros meses de la pandemia las pérdidas alcanzaron entre el 90 y el 95 por ciento, y aunque “había preocupación porque las ventas descendieron mucho, a partir del 4 de mayo, que se pudo ir abriendo poco a poco, éstas aumentaron”, una tendencia con la que se cerró el año, anotando un incremento del 5 por ciento respecto a 2019.

Esas buenas noticias continúan este 2021. “En lo que llevamos de año es así y, aunque habrá que ver como cerramos, de momento la gente sigue leyendo. Una vez que se recupera el hábito, es algo que te crea la necesidad de seguir”, y la Feria del Libro de Huesca es el mejor escaparte para hacerlo y para hacerse con los títulos de este otoño.

Etiquetas