Cultura

LA ENTREVISTA

Jorge Crisafulli: “En Sierra Leona, las sentencias a los niños son desproporcionadas”

El misionero salesiano presenta este martes en el Olimpia de Huesca (19:30) el documental ‘Libertad’

El misionero salesiano Jorge Crisafulli con un grupo de niños en Sierra Leona.
El misionero salesiano Jorge Crisafulli con un grupo de niños en Sierra Leona.
S.E.

En 2013, Jorge Crisafulli era superior de la Misión Salesiana en África Occidental, y con un equipo de salesianos y trabajadores sociales fue a hablar con el director general de prisiones de Sierra Leona, que les confirmó “que sabía que Don Bosco trabajaba por los derechos de los niños y por los más vulnerables, y que estaba esperando que fuéramos y entráramos en la prisión de Pademba, dejándonos libertad para hacer lo que fuera necesario para mejorar un poco la condición de vida de los reclusos”.

Cuando entraron se encontraron con una cárcel construida hace casi un siglo para albergar a unos 300 reclusos y que en la actualidad acoge a casi 2.000, entre ellos menores cumpliendo condenas desproporcionadas por faltas leves. El panorama que era desolador. “Los internos reciben un plato de comida al día, un litro de agua para beber, asearse, lavar la ropa...”. También les sorprendió “el hacinamiento, el olor, la suciedad”, pero lo que más le impresionó “fue la presencia de menores compartiendo celda con adultos, y sometidos a toda clases de abusos, incluso de tipo sexual”, relata el misionero.

“Lo primero que hicimos fueron dos pozos porque no había agua corriente. Hicimos duchas, baños y un pozo séptico, y con ello ayudamos a mejorar la salubridad”. El siguiente paso, poner en marcha en la prisión el programa Don Bosco, “que consiste en un plan educacional que se imparte por la mañana, y por la tarde entra otro equipo de gente, trabajadores sociales, médicos y enfermeras, “y hacemos un servicio integral, incluido apoyo psicosocial y emocional, ya que muchos no quieren seguir viviendo y piensan en suicidarse”.

A ello se suma la ayuda legal de abogados “para conocer cada caso y sacar de la cárcel a los menores pagando la fianza cuando se puede, que son 20 o 30 euros, aunque luego tienen que ir a juicio, y también pagar multas, a veces irrisorias, con las que evitan pasar dos, tres o cinco años en la cárcel”.

Una vez fuera, “les damos apoyo financiero para transporte, así como comida y ropa para que no lleguen con las manos vacías a sus hogares”, cuenta Crisafulli, que añade que a los que quieren “se les posibilita el hacer una formación profesional para incorporarse al mundo laboral”.

Para mostrar esta realidad, solicitaron a la dirección de prisiones el poder grabar el trabajo que realizaban y, bajo supervisión de lo que podían mostrar, se ha realizado el documental Libertad que presentan este martes en el Teatro Olimpia de Huesca, a las 19:30 horas, y al que seguirá un coloquio en el que participarán junto a Crisafulli, el exrecluso y voluntario del programa Chennor Bah y el productor del mismo, Alberto López.

Libertad “busca denunciar la situación de injusticia de que niños compartan cárceles con adultos, que se cambien sentencias que son muy rígidas y desproporcionadas con los crímenes que han cometido y tratar de que manden a los menores a Don Bosco en vez de a los centros correccionales”. 

Etiquetas