Cultura

ANIMACIÓN A LA LECTURA

Las bibliotecas municipales de Huesca celebran actividades para todos los públicos

Hasta el próximo 31 de octubre habrá exposiciones, cuentacuentos, visitas para redescubrir las bibliotecas o un escape room

La Biblioteca Municipal Ramón J. Sender acoge una exposición fotográfica.
La Biblioteca Municipal Ramón J. Sender acoge una exposición fotográfica.
Rafael Gobantes

Las Bibliotecas Municipales de Huesca celebran el Día de las Bibliotecas, que se conmemora este domingo 24, con diversas actividades que se alargarán hasta el 31 de octubre. Una cita para que oscenses de todas las edades puedan sumarse a la conmemoración de esta efeméride, así como a los actos organizados con motivo del décimo sexto aniversario de la Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol que también se festeja esta semana con muchas ganas de volver a llenar sus salas.

Exposiciones, cuentacuentos, además de visitas para redescubrir los archivos o un escape room son algunos de los actos programados en esta quincena que, bajo el lema elegido: Bibliotecas: leer, aprender, descubrir, “se centra en destacar el papel de las bibliotecas de diferente tipología como espacios libres, diversos y abiertos para el acceso a la cultura y el conocimiento, a partir de la lectura y del conjunto de recursos que permiten el aprendizaje y posibilitan el descubrimiento de otras ideas, otras personas, otras culturas y otros mundos”, tal y como recoge la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, a través de la Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria.

Las bibliotecas recuperan buena parte de su actividad habitual.
Las bibliotecas recuperan buena parte de su actividad habitual.
Rafael Gobantes

La celebración ha comenzado esta semana con el arranque de la campaña Cultiva Cultura, a través de la cual todo aquel que se lleve un libro prestado, hasta fin de mes, recibirá junto a su volumen un pack compuesto de semillas de flores y carteles, con frases literarias en miniatura realizados por el alumnado de la Escuela de Artes. Unos carteles que además se pueden visitar en una exposición recogida en el vestíbulo del Centro Cívico Santiago Escartín Otín hasta el día 31.

En cuanto a muestras de arte, la Durán Gudiol acoge hasta el sábado 23 de octubre la exposición de ilustraciones La casa que nos habita, dentro del programa La compañía ilustrada de la Diputación Provincial de Huesca, en la que ilustradores que nacieron o residen en la provincia acompañan con su obra textos literarios de grandes autores. Y en la Ramón J. Sender se exhibe durante estas semanas una colección de fotografías de las bibliotecas más espectaculares del mundo, entre las que se pueden ver algunas de las más interesantes como la de Tianjin, en China, la de la Abadía de Admont (Austria) o la Nacional de París.

Con la idea de dar a conocer las actividades y los servicios de las centros, así como las colecciones, se ha previsto una serie de visitas para los alumnos de primero de Infantil de los colegios de la ciudad y, para adultos, ‘un café en la biblio’, con inscripción previa.

Por otro lado, para festejar el 16 aniversario de la Biblioteca Duran Gudiol, este jueves se realizará una actividad de escape room: La casa embrujada, basado en los libros de Harry Potter. El juego está dirigido a menores de entre 9 y 12 años, que deberán inscribirse previamente.

Y, como no podía ser de otra manera, no faltarán los cuentacuentos. El lunes 25, Soraya Herráez, de Unpuntocurioso, propondrá cuentos en familia, Lavar, tender y contar, para mayores de tres 3 años en la Durán Gudiol. Para los jóvenes, el narrador oral Félix Albo leerá Mi primer beso. Será el miércoles 27 de octubre, en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, a las 12:30 horas, para alumnos de Secundaria y de Bachillerato, previa inscripción realizada por los centros escolares. Hasta el momento, acudirán desde el Ramón y Cajal, San Viator y Sierra de Guara. El mismo miércoles y en el mismo centro, Albo narrará, en cuentos para adultos, Zafa, a las 20 horas. Es necesario reservar la entrada en www.huesca.es/areas/cultura.

Éxito de participación en el nuevo curso

En las Bibliotecas Municipales de Huesca se han ofertado este curso, con gran respuesta de lectores oscenses ya que más de 320 personas se han inscrito, una veintena de actividades culturales permanentes, catorce clubes de lectura de temática variada y cinco tertulias culturales que se están poniendo en marcha este mes de octubre. La principal novedad es que se ha creado una experiencia piloto con el club de lectura ‘+ Inclusiva’, en colaboración con Cadis y la Universidad de Zaragoza dirigido a personas con diferentes capacidades lectoras.

De entre todas las actividades, un año más, los clubes infantiles de ambos centros destacan por su buena acogida, los juveniles han comenzado algo más flojos aunque se prevé que vayan sumando lectores conforme avanza el curso, como en ocasiones anteriores. Aun así, en la Ramón J. Sender el club bibliojoven del programa de ‘Educación de calle’ ya reunió en su primera sesión a doce asistentes.

En cuanto a los adultos, el club que sin duda suscita mayor interés en la Biblioteca Durán es el Club de Lectura Durán, dinamizado por Inés Mur. Según indican desde la misma biblioteca, “como recibe gran número de inscripciones decidimos duplicar las sesiones y aun hubiera dado para una tercera ya que han quedado muchas personas en la lista de espera”, apostilla la bibliotecaria Olga López. Mientras que en la Ramón J. Sender, el club con más éxito es el Club de Lectura Sender que también ha tenido que duplicar sus sesiones, dinamizadas por Arantza Añaños.

Además, se incluye un nuevo servicio de acceso a la plataforma de préstamo de películas eFilm, que se ofrece a los usuarios de las Bibliotecas Municipales de Huesca a través de la tarjeta cultural, un servicio subvencionado por la Diputación de Huesca y se han reactivado, este mes de octubre, las salas de estudio y la consulta de revistas en la hemeroteca. Ante la reapertura, desde ambas bibliotecas municipales oscenses indican la alegría que denota, porque, como apunta la bibliotecaria Laura Ferrer, desde la Ramón J. Sender, “ya se nota más movimiento. Aunque no hemos parado de organizar actividades con cosas más reducidas, ahora parece que hemos vuelto a la normalidad, todos respetando el uso de mascarilla, pero vemos niños haciendo los deberes, adultos leyendo en la sala, jóvenes estudiando, lo normal”. 

Etiquetas