Cultura

entrevista

Julio Embid: “El libro es una defensa de la democracia, la cual no es eterna”

El escritor presenta este viernes (18:30 horas) Tránsfuga. 40 cuentos sobre política, una obra que muestra todos los personajes que la rodean

Julio Embid.
Julio Embid.
J.D. Valero

El licenciado en Políticas y escritor Julio Embid presenta esta tarde, a las 18:30 horas, en el patio exterior del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) de la Diputación Provincial de Huesca, su último libro, el primero de ficción, Tránsfuga. 40 cuentos sobre la política. Embid estará acompañado por el director del IEA, Alberto Sabio, y por el diputado autonómico y alcalde de San Esteban de Litera, Fernando Sabés.

Como explica el propio autor, “este es un libro de relatos cortos, para leer fácil y reflexionar, donde voy presentando distintos personajes de las personas que trabajamos en política”, porque aclara Embid que “lo que viene a explicar es que la política no la hace solo Pedro Sánchez o Pablo Casado, sino que son cientos de personas las que componen el sistema democrático, desde el concejal de un pueblo pequeño hasta el ujier de un parlamento o la jefa de prensa de un partido. Todas esas personas crean una historia que se puede leer en cuarenta cuentos separados o como una novela conjunta”.

En este sentido, advierte que “este libro es una defensa de la democracia, la cual no es eterna y hay que defenderla cada día”, ante lo cual subraya que “la democracia no es gratis porque si hoy tenemos este sistema es porque lo hemos peleado tras años de dictadura”.

"Este libro es una defensa de la democracia, la cual no es eterna y hay que defenderla cada día"

El motivo de esa defensa es que, según dice, “creo que el sistema democrático es el mejor que hay y que cualquier alternativa es peor, estoy en contra de que las decisiones las tomen unos pocos en lugar de unos muchos. Ahora bien -continúa Embid- la democracia tiene una serie de limitaciones que ni la información ni el reparto del poder es homogéneo”.

Los cuarenta cuentos son historias en las que tiene cabida todos los actores que deciden en política porque indica el autor que “los ciudadanos participan cada cuatro años pero hay personas que le dedican cada día y trabajan por cambiar, por ejemplo, un punto por una coma en una ley porque eso significaría una inversión millonaria para su territorio”. Y aunque el trasfondo es un asunto serio, es fácil que saque una sonrisa al lector porque “te lo pasas bien leyendo desde el principio hasta el final”, comenta Embid. Además, “para mucha gente la política es una actividad sospechosa o, cuando menos, negativa, pero a través de la ficción y la somarda intento explicar que la toma en consideración de que se apruebe un centro de salud o un polideportivo es, a veces, por motivos casuales y que los políticos no son más que parte de la sociedad y no son diferentes de quienes representan, son parte de nuestros vecinos y cuando pensamos que todo está remunerado o tiene interés económico- apostilla Embid- en la mayoría de los casos no es así”. Como ejemplo subraya que “en Huesca, hay más de 200 municipios y la mayoría de alcaldes y concejales no cobran nada pero dedican mucho tiempo a su pueblo”.

Embid da a conocer con este ameno libro de ficción ese trabajo desconocido.

Etiquetas