Cultura

MÚSICA

Cariño, regalos y reconocimientos en el XXIII Encuentro Coral de Graus

La agrupación local y el Coro “Ciudad de Caspe” interpretaron al final el 'Canto a la libertad' de Labordeta
 

Las corales de Graus y Caspe cerraron el concierto con el 'Canto a la libertad' de Labordeta.
Las corales de Graus y Caspe cerraron el concierto con el 'Canto a la libertad' de Labordeta.
E. F.

El atractivo de los repertorios y la complicidad entre los promotores, han hecho del XXIII Encuentro Coral Villa de Graus, XVI Memorial David Tellechea, celebrado el sábado 23 de octubre, una cita muy especial cuajada de cariño, regalos y reconocimientos. Una abarrotada nave central de Espacio Pirineos ha albergado el intenso encuentro, que comenzó con la actuación de la anfitriona, la Coral “Villa de Graus”, ha proseguido con el recital del Coro “Ciudad de Caspe” y ha concluido con ambas formaciones interpretando conjuntamente el Canto a la Libertad, de Labordeta.

La alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, ha agradecido el esfuerzo organizativo de ambos coros y, en especial, de la directora grausina, Noelia Torres, así como la acertada selección del repertorio.

“El público está encantado de estar deleitándonos con este fantástico repertorio. Hemos podido comprobar que la música de coro ha evolucionado mucho en los últimos años y se ha hecho muy corto”,  ha indicado la edil, quien ha aludido a su amistad con el director de la coral caspolina, Javier Garcés, de su etapa de estudiantes universitarios. La alcaldesa ha obsequiado a los de Caspe con los libros Orfeón de Graus y Septembris, ambos escritos por Jorge Mur.

La directora grausina, Noelia Torres, ha agradecido la masiva presencia de público, así como la colaboración del Ayuntamiento y de Aventín, Taff, Serseo, Puyet, Supermercados Alto Aragón y Frutas y Pescados Mur y  ha tenido un emotivo recuerdo para David Tellechea, cuya viuda recogió una planta en su memoria.

“David fue el anterior director del coro grausino. Estuvo al frente unos quince años y nos educó en el mundo coral. Fue toda una institución en Aragón, donde presidió la Federación Aragonesa de Coros”.

El coro grausino ha aprovechado la cita para presentar su renovado logo, un diseño de Taff en el que ha participado el propio hijo de Tellechea, Aitor Tellechea, junto a Peña Marín.

Desde Caspe, se ha obsequiado a los de Graus con melocotones y productos típicos de la gastronomía local, en medio de un gran clima de hermanamiento.

En lo musical, el concierto ha comenzado con el coro grausino, “pos si alguien llega tarde, que no se perdiera a los invitados”, ha puntualizado Torres, que ha diseñado un repertorio religioso en esencia, pero renovado en la forma, que ha arrancado con el delicado tema Dirait-on, de M. Lauridsen.

A continuación, los de Graus cantaron temas de J. Estes, en concreto: Three contemporary latin settings (Kyrie, Adoramus te y Gloria in excelsis Deo) y Cantate. Three latin settings (Gloria Patri, Ubi caritas y Cantate Domino).

El programa del Coro “Ciudad de Caspe” ha empezado con Veni Sancte Spiritus, Secuencia Polifónica Medieval (s. XIII), Amiens, B.M. ms 102, ff.35v-37; y prosiguió con Hoc Corpus, Melchor Robledo (s. XVI) Polifonía aragonesa; Laudate Dominum, de Josep Vila i Casañas; Soneto LXVI, de Javier Busto; Volver, de Gardel & Lepera; A tu lado, de Javier Busto; La Olivera, popular aragonesa; Oh! Happy Day, de Edward Hawkins; y, para terminar, Ciclo de la Vida, de Elton John.

De forma conjunta, se ha interpretado Canto a la libertad, de José Antonio Labordeta, con arreglo del propio Javier Garcés.

Etiquetas