Cultura

CICLO

Emilia Pardo Bazán es, por su trayectoria vital, “prácticamente inabarcable”

Pilar Esterán dice de la escritora que es “una gran intelectual y una mujer con un coraje extraordinario”

Pilar Esterán, en el centro de la foto, con Elena González (izq.) y Marién Martín, coordinadoras del ciclo.
Pilar Esterán, en el centro de la foto, con Elena González (izq.) y Marién Martín, coordinadoras del ciclo.
Pablo Segura

El Club de Lectura del campus universitario oscense dedicó su sesión del miércoles a la escritora gallega Emilia Pardo Bazán, coincidiendo con la celebración del centenario de su muerte. La sesión fue presentada por la profesora Pilar Esterán.

Antes de comenzar la actividad, Esterán, sobre Pardo Bazán, dijo: “Es un personaje tan colosal, realmente en estos tiempos estaríamos hablando de que es una persona superdotada y, además, hiperactiva”, que atreverse a organizar un acto sobre su figura y obra “siempre resulta una osadía”. “Tiene tantísimo escrito, es una persona polígrafa, políglota, con multitud de inquietudes, que resulta prácticamente inabarcable”, subrayó. “Es una gran intelectual y una mujer con un coraje extraordinario”, añadió.

La profesora universitaria reivindicó “su rabiosa actualidad, sobre todo en cuanto a su coherencia como mujer, como pensadora y como creadora, que eso siempre es difícil, y estaría en consonancia con esa reivindicación que se está haciendo de su feminismo, que luego a la gente le puede parecer más menos, pero lo importante es que es una mujer coherente en su pensamiento y en su ejercicio vital, que eso no resulta nada fácil”.

En cuanto a su creación literaria, Pilar Esterán afirmó que “tiene textos extraordinarios” y con alguno, “además de entretener, te acerca al latido del ser humano, que es lo que pretende en última instancia toda la gran novela del siglo XIX”.

Al Club de Lectura llevó la obra Insolación, que tiene “unas voces narrativas impresionantes” y, por otro lado, “incomodó profundamente” a Clarín y otros al reconocer la escritora “la pulsión erótica de la mujer” y hacer “un descubrimiento que es muy moderno, que es que por la emoción sexual y por la erótica llega al enamoramiento, y no al revés”. No obstante, al final de la obra Pardo Bazán “tiene que transigir con las convenciones sociales”. Pero es que el siglo XIX español “no es fácil, ideológicamente fue muy casposo, y todos hacían concesiones”.

Etiquetas