Cultura

LA ENTREVISTA

Kike García: “No hay una situación alarmante en los centros aragoneses”

El historiador coordina en el IEA un curso sobre diversidad en las aulas y racismo

Kike García.
Kike García.
S.E.

Arranca este miércoles en el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) de Huesca un curso, en modalidad presencial y ‘online’, con el objetivo de fomentar la diversidad en las aulas y cuyo fin es dotar a los docentes aragoneses de las herramientas necesarias para combatir el racismo y el machismo en los centros.

Con ese propósito, los historiadores y docentes Juan Seoane y Kike García, quien además coordina esta cita, harán un repaso este miércoles sobre Fascismo. Una aproximación histórica y realidad actual. García explica a este diario que la jornada se divide en dos partes, “la primera se centrará en la evolución del fascismo en la historia de España, con la parte histórica de cómo surge en los años 20 con la creación de la falange, y la segunda, lo hará en la época actual, desde la transición”.

Desvela el historiador que hay que intervenir porque no todos los docentes tiene por qué conocer la historia, ni saber actuar contra el racismo, y más teniendo en cuenta, dice, que “lo que antes era un discurso marginal, ahora se está normalizando”. Como ejemplo, añade que, “son habituales las críticas a los ‘menas’ o al incremento de inmigrantes sin papeles en España, así como un aumento de agresiones homófobas en la calle y ese asunto social se puede ver también en las aulas, con comentarios”, apostilla.

Por eso, lanza la siguiente pregunta “¿qué está pasando en España? porque hace unos años esas ideas estaban ocultas pero ya nadie se escandaliza de los pensamientos de la extrema derecha como el cartel de los ‘menas’ en Madrid o lo que dijo Toni Cantó sobre que hay tantas agresiones de mujeres a hombres como al revés”, y considera que “la gente lo interioriza y se cree que es verdad”.

Entre otras cosas, pondrán sobre la mesa distintas herramientas para los profesores “para que distingan símbolos, que no todos se conocen”, asegura, y “sepan cómo se utilizan”, así como hacer hincapié en trabajar los bulos racistas.

De todos modos, subraya que “no hay una situación alarmante en los centros aragoneses, no se ven estos problemas en las aulas porque los alumnos no vinculan esas situaciones a los compañeros de clase, además existe una libertad que años atrás no se daba, sin embargo, sí se ve un problema en la calle”. 

Etiquetas