Cultura

DOCUMENTAL

Un tributo a la resistencia de los pueblos del Pirineo oscense

El rodaje de ‘Con la tierra en los pies’ pasa durante dos días por el valle de Vió

Primeras imágenes del documental.
Primeras imágenes del documental.
S.E.

Con la tierra en los pies servirá como tributo a “los pueblos del Pirineo oscense que han resistido” y se han mantenido “a pesar de estar olvidados”.

Así lo asegura el director de este documental ficcionado, Fernando Vera, que durante los últimos dos días ha rodado varias escenas en el valle de Vió con un equipo de unas 20 personas.

El audiovisual acerca el último siglo de vida de Nerín a través de historias como la estancia en 1930 de Rudolf Wilmes, un estudiante de filología de la Universidad de Hamburgo que desarrolló allí su tesis sobre el idioma aragonés.

En este tramo del rodaje, Vera y su equipo han tratado de captar “imágenes otoñales” y “la salida de los pastores hacia tierra baja” por la llegada del invierno, explica.

“Ha sido complejo, porque hemos grabado en exteriores y en un corral con una vaca, una yegua, ovejas y azores. Todo ha salido bien, así que estamos muy contentos”, cuenta a este medio.

Después de haber presentado el “teaser” del proyecto hace casi un año, ahora han rodado lo que ocurrió antes de que el citado alemán llegara a la zona y se enamorara de ella.

“Pensamos que siempre quiso volver, pero sucedieron un montón de imprevistos históricos que se lo impidieron, como la Guerra Civil o la Segunda Guerra Mundial”, especifica.

Este documental, que “tendrá una parte de ficción y otra más realista”, cuenta en su equipo con varios altoaragoneses, como el compositor Juanjo Javierre y el director de fotografía Daniel Vergara, así como con varios trabajadores de Zaragoza y País Vasco, a los que “se sumarán más cuando volvamos a rodar”, añade.

El origen

Con la tierra en los pies nace como un encargo al director de Rafael Latre y su familia, que anteriormente habían publicado el libro Nerín, memorias compartidas, en el que se recogen testimonios sobre la población de sus habitantes y personajes tan variados como Kepa Junkera, Severino Pallaruelo, Fernando Biarge o José María Satué.

Tras el éxito de la obra, que contó con dos ediciones, Fernando Vera pensó cómo podía abordarse un documental sobre este lugar, y cuando halló el relato de Rudolf Wilmes, lo tuvo claro.

“Cuando descubro este personaje me sirve para contar la historia de Nerín desde los años 30 hasta la actualidad, ya que él se sintió muy atraído por las formas de vida del pueblo. En los años 50, la despoblación ya era acuciante, así que se puede decir que el Nerín que visitó no volvió a existir después”, sostiene el director.

Búsqueda de financiaciòn

Aunque cuenta con el apoyo del Gobierno de Aragón, la Comarca del Sobrarbe y el Ayuntamiento de Fanlo, Con la tierra en los pies sigue buscando más financiación para volver a rodar el año que viene.

“También estamos buscando a la hija de Rudolf, que hoy en día tiene 73 años. Estamos en comunicación con el Ayuntamiento de Múnich para ver si podemos llegar a ella, pero de momento no lo hemos conseguido debido a la protección de datos”, comenta.

El equipo intentará que productoras de Alemania se involucren en el proyecto y si todo sale como está previsto, reanudará la grabación en primavera “para contar la llegada de los pastores y Wilmes en la primavera de 1930”, avanza.

“Mostraremos cómo se desarrollaron sus dos meses en Nerín con una parte ficcionada y también con testimonios de algunas personas”, dice el director, que espera estrenar la película a finales de 2022.

Etiquetas