Cultura

LITERATURA

Inés Plana: "La muerte es un invitado inevitable en mis novelas, un personaje más"

La autora presenta mañana en Barbastro su último libro, ‘Lo cuentan los muertos’

Inés Plana
Inés Plana
S. E.

Inés Plana ha elegido su ciudad natal para la presentación de su tercera novela, 'Lo que no cuentan los muertos' (Planeta Libros), mañana en el Centro de Congresos (19:00 horas) en un acto conducido por Borja García, y que se enmarca entre las actividades del Otoño Cultural del Área que preside la concejala Blanca Galindo. La autora señala que “en esta novela lo que no cuentan los muertos es lo que tendrán que desentrañar los investigadores de la Guardia Civil liderados por el capitán Tresser”

En muchas ocasiones “no es suficiente el trabajo investigador y forense para conocer el sentido último e íntimo de la muerte, aunque pueda deducirse lo que realmente ocurrió. Los muertos suelen llevarse a la tumba sus secretos”.

En las tres novelas de Inés Plana prevalece la muerte. “Hay investigaciones criminales, la muerte es un personaje más de mis historias puesto que la novela negra explora los lados más oscuros y sucios de la realidad, los que no se ven a la luz del día si no nos fijamos en ellos. Aun así no se evidencian siempre. La muerte es un invitado inevitable en mis novelas”.

En la trama vertiginosa que obliga al esfuerzo añadido del capitán Tresser intervienen muchos personajes. “La investigación es compleja y propia de una desaparición tan misteriosa y desconcertante que requiere el apoyo de diferentes unidades de la Guardia Civil que refuerzan el trabajo del grupo de la UCO dirigido por el capitán Tresser del que forman parte los guardias civiles Coira y Brancho, que ya trabajaron en mis novelas anteriores”.

Además, “se une la capitán Amanda, experta en perfiles criminales y está, sobre todo, Luba, la niña rescatada por Tresser de la prostitución infantil y que él ha adoptado. Ahora son padre e hija. Hay otros personajes, pero prefiero que sean los lectores quienes los descubran”.

Respecto a si la tercera novela guarda relación con las anteriores, “las tres comparten el mismo protagonista, Julián Tresser y su entorno más íntimo, pero cada una trata un caso policial distinto que se resuelve y aporta nuevos y diferentes personajes a la trama”.

Inés Plana tiene confianza en el género de novela negra, “más bien es una elección que responde a necesidades de las historias que cuento. La novela negra y policíaca me permite hallar el tono y el estilo que quiero imprimir. Más que en el género podría decirse que mi confianza nace de la convicción de ser capaz de plasmar la historia, aún con toda la complejidad que supone el proceso de escritura de una novela”.

Hasta ahora, “la respuesta de los lectores ha sido fantástica, estoy feliz y agradecida. Han conectado muy bien con mis novelas, y en especial con Tressler y su mundo. En Lo que no cuentan los muertos he mezclado la investigación policial con la acción, la aventura, el amor y el drama. Así que espero que los lectores conecten de forma intensa con la nueva historia y que exista esa magia que ha me ha unido a ellos”.

Etiquetas