Cultura

PRODUCCIONES

Cine en la DPH con paisajes de Jánovas, la covid y un “disparate”

Segunda sesión de la XXVII Muestra de Realizadores Oscenses con trabajos de Juan Carlos Somolinos, Marko Zaragoza y Marisa Tajada

Fotograma de "Tururú 23".
Fotograma de "Tururú 23".
S.E.

La XXVII Muestra de Realizadores Oscenses celebra la tarde del miércoles, a las 20:30 horas en el salón de actos de la Diputación de Huesca, su segunda sesión con un programa de 51 minutos en total que incluye la proyección de estas tres obras: el videoclip Ese bishito, de Marko Zaragoza; el documental Los paisajes de mi memoria, de Juan Carlos Somolinos, y el corto Tururú 23, de Marisa Tajada.

Desde el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), recuerdan que la entrada es libre hasta completar el aforo.

Marisa Tajada trae a la Muestra un corto que “es una mezcla entre un disparate y un despropósito. Viene a ser un homenaje, sencillo, al cine en blanco y negro, pero es un absoluto disparate, porque en realidad no tiene un guion, es una locura”. Y añade que “lo más interesante es que lo pasamos bien. En realidad intenta ser un homenaje a los Lumière, a Chaplin, que decía que ‘un día sin sonreír es un día perdido’”. ¿Por qué Tururú 23? “¿Porque somos 23 y estábamos todos bastante ‘pallá’”.

Preguntada sobre qué historia cuenta, Tajada contesta: “Supuestamente es un conde que vive en un castillo, que tiene un hijo ilegítimo…, pero todo eso te lo tienes que imaginar porque no queda nada claro. El objetivo final es matar al dueño del castillo, pero ni siquiera consiguen matarlo”.

Rodaron la película “en el castillo de Añón que regenta Curro Fatás. Alquilamos el castillo un fin de semana y al final le apeteció salir y lo metimos allí como dueño del castillo y está genial, porque Curro es Curro”. Es un castillo “que no tiene una coherencia ambiental porque se ven los enchufes, los radiadores nuevos...”. Ha sido producido por Sagimedia, de César Casanova.

Sobre Ese bishito, Marko Zaragoza explica que el músico Jesús López, ‘Superlópez’, le dijo que “quería hacer una canción que hablase del tema del coronavirus. Me pareció un tema bastante difícil de enfocar a la hora de hacer una canción, pero poco a poco fuimos hablando y acabamos haciendo la canción y el viodeoclip en 20 días”. El tema de la pandemia -añade- “ha sido tratado a través del humor y, por supuesto, intentando no ofender a nadie”.

Fotograma de "Ese bishito".
Fotograma de "Ese bishito".
S.E.

“Es -explica- la historia de un torero que es muy valiente, pero que le han llamado para vacunarlo y el tío está bastante preocupado. A través del humor tratamos de esconjurar los miedos que provocan tanto la pandemia como el tema de la vacunación, y hemos querido hacer una canción y un videoclip que sacase la sonrisa a la gente”. El rodaje ha sido en Aínsa y en Escanilla.

Por último, el documental Los paisajes de mi memoria, de Juan Carlos Somolinos, surge de un encuentro de este con “el antiguo vecino de Jánovas Rafael Nasarre, de 83 años de edad y con una memoria prodigiosa, que es el protagonista. La cámara le va siguiendo y él va explicando los verdaderos nombres de las casas de Jánovas, cuándo eran sus fiestas, recuerdos de su infancia, de la escuela, de los trabajos antiguos que se hacían allí, y mezcla un poco el pasado, el presente y el futuro de Jánovas”.

Fotograma de "Los paisajes de mi memoria".
Fotograma de "Los paisajes de mi memoria".
S.E.

Explica Somolinos que rodó el documental en varios meses, en unas diez sesiones, y que su objetivo era “guardar la memoria de este señor, que tiene 83 años pero tiene una cabeza prodigiosa. Incluso a Rafa le llaman cuando hay problemas con las lindes, se lo sabe todo”.

Etiquetas