Cultura

música

Idoipe: “Hay que seguir dándole vida al folk de una u otra forma”

Este viernes, el músico presenta ‘Cierzo lento’ en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca

Idoipe presenta en Huesca ‘Cierzo lento’, su primer disco.
Idoipe presenta en Huesca ‘Cierzo lento’, su primer disco.
Ana Escario

Javier Idoipe (Zaragoza, 1991) empezó a ser conocido dentro de la escena musical aragonesa en 2010, cuando comenzó su trayectoria como DJ bajo el nombre de Oddysseyy.

Después de unos años pinchando y colaborando con los proyectos MPOLE y Matafuego Club, el músico sintió la necesidad de crear sus propios temas para mostrarlos en sus sesiones.

“Desde ese momento, algo se removió dentro de mí y más adelante, antes de la cuarentena, fue la faceta de músico la que cogió más fuerza. Empecé a experimentar con otros ritmos y estilos musicales”, recuerda el artista.

Así fue como se fraguó Idoipe, un proyecto que nace con la idea de “dar a conocer la importancia del folk” como parte de nuestra identidad. “Estoy convencido de que hay que seguir dándole vida, de una u otra forma”, confiesa el músico.

El resultado de este experimento tan interesante se llama Cierzo lento, un disco publicado el pasado 23 de abril (Día de Aragón) que atrapa en una sola escucha y que supone un viaje sensorial hacia nuestros orígenes sin movernos de 2021.

Portada de Cierzo lento.
Portada de Cierzo lento.
S.E.

El álbum se crea a partir de la fusión entre sonidos que evocan y realzan la tradición aragonesa, junto con la electrónica más vanguardista “que llevo mamando años”, subraya.

“En Aragón se había experimentado poco hacia este campo. Yo apuesto por este disco porque creo que es imprescindible conectar con la esencia”, asegura.

La bandurria, los palos tradicionales y la flauta de pico se fusionan con ‘beats’ bailables en el LP, algo que “de primeras podría parecer extraño” -reconoce-, pero que “acaba siendo familiar y no solo para aquellos que aman nuestra tierra”.

“Fue una mezcla inesperada que no contemplé en un inicio, tampoco que llegase a ser un álbum entero, pero así son las cosas del azar. Se fueron juntando recuerdos, melodías de mi infancia y frases que siempre resonaron entre las canciones con base electrónica que tenía en mente”, especifica.

Además de para experimentar con este cóctel, el artista creó este disco de ocho canciones para “llevar más allá nuestro patrimonio musical, sobre todo a las nuevas generaciones”, añade.

Publicado por El Tragaluz, Cierzo lento es un álbum autoproducido en su “humilde” estudio con su ordenador.

“Usé herramientas básicas que me brindaron la posibilidad de hacer y rehacer, probar, equivocarme, investigar… eso me dio la libertad de crear lo que he hecho”, cuenta sobre el disco, cuya mezcla y mastering corrieron a cargo de Estudios La Banana de Zaragoza.

Amor por el folclore

Idoipe siempre ha estado vinculado al folclore aragonés.
Idoipe siempre ha estado vinculado al folclore aragonés.
Daniel Aguado

Aunque en sus inicios nadie podía presagiar que su carrera daría este giro de 180 grados, lo cierto es que Javier Idoipe estuvo vinculado desde pequeño a las escuelas de folclore, que “nunca dejaron de estar en los recovecos” de su ser, dice.

“Ahora que estoy con este proyecto empiezo a notar aún más atractiva la visión del folk. Además, tener la capacidad de modificar la esencia y hacer algo con mi marca personal me resulta un reto interesante”, confiesa.

Dentro del género siempre fue fan de grupos como Ixo Rai, La Ronda de Boltaña, Biella Nuei y los Gaiteros de Estercuel, que demuestran que en Aragón “tenemos infinidad de referencias de las que podemos nutrirnos”, valora.

Del mundo de la electrónica se inspira en Nicola Cruz, Monolink, Daft Punk o Chet Faker, lo que ha provocado que su propuesta suene como una gran fiesta folclórica en el Sónar.

Conexión con Huesca

Javier Idoipe siente una gran conexión con Huesca y los Pirineos, ya que, como él mismo comenta, a lo largo de su vida ha tenido “un sinfín de estímulos e inspiraciones que vienen de allí y que tienen tanto que ofrecer a un espectador que lo ha vivido de diferentes maneras a lo largo de su vida”.

Por eso, no es de extrañar que el videoclip del primer single de Cierzo lento se rodara en varias localizaciones del Valle de Hecho y Arguis, que acompañan a la perfección a ese temazo que es El jilguerillo.

Imagen del videoclip del tema 'El jilguerillo'.
Imagen del videoclip del tema 'El jilguerillo'.
Ana Escario

Protagonizado por el artista, Nahum. F. Montenegro, Dominique Rosseau y Adela Moreno, el bucólico video está dirigido por esta última y Ana Escario, ambas oscenses.

“Son dos personas muy cercanas y profesionales. Hemos tenido la ocasión de cruzarnos varias veces en nuestras vidas tanto personales como profesionales y nos entendemos, coincidimos en lo que buscamos conseguir con nuestras creaciones”, resalta.

Tras citar todas estas conexiones con el Alto Aragón, el artista zaragozano reconoce que tiene muchas ganas de ofrecer su concierto de este viernes (20:30 horas) en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca.

“Va a ser la presentación de mi proyecto, para el público que ya me conoce y para el que está por conocerme. Será especial”, promete Idoipe, quien avanza misteriosamente que actuará “acompañado”.

Etiquetas